La Muerte de Cristo, El Verdadero Significado

El hombre ha pecado contra Dios y ha incurrido en trasgresión y condenación. Dios exige debidamente una pena por la ley quebrantada. Él no puede librar al pecador hasta que las demandas de justicia sean satisfechas. Dios debe castigar el pecado. Dios no acepta, aparte de la substitución, la libertad del culpable (Ex. 34:7; Num. 14:18).  Sólo a través de la muerte de Cristo es como Dios ha podido justificar al pecador