Entender el evangelio nos da 4 beneficios

Entender el evangelio es de gran importancia. Después de todo, el evangelio de Jesucristo es el centro del Cristianismo, y nosotros como cristianos decimos que nuestra razón de ser es el evangelio por sobre todas las cosas. Es donde buscamos fundamentar nuestras vidas y construir nuestras iglesias. Es de lo que hablamos a otros, y es por lo que oramos que ellos también escuchen y crean.

Por todo eso, ¿Qué tan firme cree usted que sea el entendimiento de los cristianos acerca del contenido del evangelio? ¿Cómo respondería si alguien le pregunta: “¿Cuál es el mensaje que ustedes los cristianos predican una y otra vez? ¿Y por qué es importante?”. Al observar estar preguntas nos damos cuenta cuan importante es entender el evangelio correctamente?

Examinar nuestro entendimiento de lo que significa el evangelio

Nuestra sospecha es que muchos cristianos responderían algo que estaría lejos de lo que la Biblia sostiene como “el evangelio de Jesucristo”. Tal vez responderían:

  • El evangelio es que Dios perdona tus pecados si crees en él”.
  • O tal vez dirían, “Las buenas nuevas son que Dios te ama y tiene un maravilloso plan para tu vida”.
  • O, “El evangelio es que eres un hijo de Dios, y Dios quiere que sus hijos sean abundantemente exitosos en todos los sentidos”.
  • Algunos sabrían que es importante mencionar algo acerca de la muerte de Jesús en la cruz y de su resurrección, pero la pregunta es, ¿Cómo encaja todo esto?

El que los cristianos lleguen a un acuerdo en la respuesta a la pregunta ¿Qué es el evangelio? no es tan fácil como parece. Si le preguntamos a cien personas que profesan ser cristianos evangélicos lo que significa las buenas nuevas de Jesucristo, probablemente recibiríamos sesenta respuestas diferentes.

¿Acaso las buenas nuevas son solamente que Dios me ama, y que tengo que empezar a pensar más positivamente? ¿Acaso es que Jesús es un gran ejemplo que puede enseñarme a vivir una vida amorosa y compasiva? Puede ser que tenga algo que ver con el pecado y el perdón. Aparentemente algunos cristianos piensan que estas buenas nuevas tienen algo que ver con la muerte de Jesús. Otros aparentemente no.

Es importante entender el evangelio, y si todo creyente tiene esta comprensión gozará de estos cuatro beneficios:

Entender el evangelio nos dará una adoración verdadera

Un evangelio escuálido lleva a una adoración escuálida. Desvía nuestra mirada de Dios y desvaloriza lo que Dios ha hecho por nosotros en Cristo.

El evangelio bíblico, en contraste, es como un combustible en el horno de la adoración. Entre más entienda acerca de él, y crea y descanse en él, su adoración hacia Dios será mayor por lo que Él es y por lo que ha hecho por nosotros en Cristo.

¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos!

Romanos 11.33

Si entendemos el evangelio tendremos confianza de hablar a otros de Cristo.

Entender el evangelio nos da una confianza más profunda cuando hablamos con otros acerca de las buenas nuevas de Jesús.

Buen número de cristianos titubean al compartir el evangelio por temor a no tener las respuestas de todas sus preguntas. Bueno, tal vez es verdad, no importa quién seamos, nunca seremos capaces de responder todas sus preguntas. Pero sí podemos contestar algunas de ellas.

Ver la importancia del evangelio para la iglesia es resultado de entender el evangelio

Podremos ver la importancia de este evangelio para la vida de nuestra iglesia, y resultado de esto podremos trabajar para asegurarnos de que el evangelio sea predicado, cantado, orado, pensado, proclamado, y escuchado en cada aspecto de la vida de nuestra iglesia.

Pablo dijo que es a través de la iglesia que la multiforme sabiduría de Dios será dada a conocer al universo, a través de la predicación del evangelio (Ef 3:7-12).

Entender el evangelio nos dará precisión de su significado en nuestra mente y corazón.

Podremos afilar la espada del evangelio en nuestra mente y corazón. El evangelio es un mensaje escueto, e interfiere con la manera de pensar del mundo y sus prioridades, con verdades duras y refrescantes. Tristemente, siempre ha habido una tendencia entre los cristianos—aun inclusive entre evangélicos—de suavizar las verdades del evangelio para que sea más aceptable para el mundo.

Debemos preservar las verdades del Evangelio para prevenir la corrosión de las mismas que, aunque son difíciles de digerir para el mundo, son indispensables para las buenas nuevas de Jesús.

Todos nosotros somos tentados a presentar el evangelio de la forma más atractiva posible con el fin de ser testigos encantadores. Eso está bien en cierta forma—son “buenas nuevas” después de todo— pero también debemos de ser cuidadosos de no diluir la verdad del evangelio.

Deja un comentario

Tipo de Moneda
PEN Sol