Dar Gracias Siempre

Entraron dos chicos con pistolas y nos hicieron estar quietos en el piso mientras que se llevaron nuestro dinero, computadoras, joyas y todo lo de valor. Sin duda Dios nos protegió en ese momento no deseado, y a pesar de perder muchas cosas materiales, aprendimos  grandes lecciones. Esas lecciones son las que quisiera compartir ahora con mis amigos y colaboradores en la Obra del Señor.