Pureza según las Escrituras. La Biblia habla en varias partes y de diferentes maneras acerca de la  PUREZA, y es interesante que en el grupo que más énfasis hace es en los jóvenes. Veamos algunos versículos que nos comprueban la popularidad de éste término en la Palabra de Dios:

Santiago 4:8, Filipenses 4:8, Salmo 24:4, Salmo 12:6…

Y en el libro de 1 Timoteo, encontramos aún más advertencias al respecto, como sigue:

  • 1 Timoteo 4:12      “… amor, fe y pureza”.
  • 1 Timoteo 5:2        “… con toda pureza”.
  • 1 Timoteo 5:22      “… consérvate puro”.

Pero… ¿qué significa PURO? Y ¿por qué la Biblia la mencionaría tantas veces?, y sobre todo ¿por qué lo mencionaría especialmente a los jóvenes y de una manera tan enfática?

Empecemos con su significado literal hispano, puro o pureza significan: “Intacto, virgen, casto, sin mezcla, sin corrupción, y exento de falta.”

Por el contrario impureza significa: obsceno, mezclado, alterado, manchado, amancillado,  inmoral, e impúdico.”

Nuestra vida está conformada de tres cosas o áreas:

  • Lo que hacemos.
  • Lo que tenemos.
  • Lo que somos.

¿Cuál de las tres áreas será la primaria? ¿Cuál es la más importante?

Las tres áreas son variables, son un estado que puede cambiar, es decir:

Ahora hago el bien… puedo hacer el mal.

Ahora tengo mucho dinero… puedo empobrecer.

Ahora soy pecadora… puedo recibir a Cristo y ser salva.

Pero entre las tres, existe la jerarquía, una que vendría a ser la raíz y la otras dos que vendrían a ser el resultado de la primera.

¿Cómo crees que viene este orden?

¡¡¡EXACTO!!! Más importante es quién SOY, en esencia, quién soy en el fondo de mi ser, quién soy en mi corazón. Por ello sabemos que el hombre tiene muchos problemas:

Problemas de pobreza, que tiene que ver con el TENER.

Problemas de desenvolvimiento, que tiene que ver obviamente con el HACER.

Pero los dos problemas anteriores encuentran su raíz en el SER.

Pregunta clave para entender este punto:

¿Por qué el perro es perro? ¿Es perro porque ladra, o ladra porque es perro? Es decir: ¿la acción determina la naturaleza del perro o su naturaleza determina la acción?

¡¡¡OBVIO!!! Un perro ladra porque es eso: un perro. No puede maullar, no puede mugir, porque no es su naturaleza.

Por ello para cambiar la sociedad, primero debe cambiar la naturaleza del ser, y ese SER es que es PECADOR, pero Dios lo puede REDIMIR, LIMPIAR, y en consecuencia CAMBIAR, pero se debe empezar con la raíz, este es el SER.

Si cambiar su ser interior (aceptando a Cristo, permitiéndole vivir en él) entonces de manera gradual su actuar cambiará y finalmente su definición de TENENCIA cambiará también (2 Corintios 5:7, Filipenses 3:8-12, Pablo sabía que tenía algo mejor. Hebreos 11:13-16).

Cuando hablamos de pureza, estamos hablando de un asunto:

INTEGRAL. En todo nuestro SER (1 Tesalonicenses 5:23, del mismo modo que nos pide amarlo con todo nuestro SER, Marcos 12:30.

¿Por qué Dios nos habla en términos absolutos, es decir en todo… y con todo… y todo…?

Porque la pureza es un asunto TOTAL, no puede ser parcial. Es probable que nosotras podamos ser puras en un área, pero Dios nos pide pureza total.

La palabra “puro”, también es sinónimo de “santo”, lo que a su vez significa “separado”, y eso es lo que exactamente sucede con la purificación del oro, el oro cuántas más veces es sometida al fuego y cada vez a más intensidad entonces es más puro, es decir más separado de los otros metales con los cuales en su estado natural es encontrado. Lo mismo significa “santidad”, mucha más separación de las impurezas o cosas ajenas a lo que debería ser el oro.

Nuestra vida debe ser puro Cristo (o puro ORO), puro cristianismo, pura bondad, eso nos muestra que en muchas maneras debemos de purificarnos y esto nos lo expresa claramente 1ra de Tesalonicenses 5:23 al decir: “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo y TODO vuestro ser, espíritu alma y cuerpo sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”.

En nuestra mente. Nuestra manera de pensar es vital, aunque a veces le restamos importancia, puesto que sólo pueden suceder dos cosas: O yo controlo mis pensamientos, o mis pensamientos me controlan a mí. Pero Dios me manda controlar mis pensamientos, veamos Filipenses 4:8.

Según este versículo se deduce que NO PUEDO pensar en lo que yo quiero, o en TODO lo que se me antoje, porque si no son buenos mis pensamientos, si no son justo, si no son de virtud, no estoy obedeciendo el mandamiento.

Aun la Biblia me dice que lo que pensamos es lo que SOMOS, lo que yo pienso en mi corazón es lo que SOY.

Es decir que se puede decir: “Dime qué piensas y te diré quién eres.” Proverbios 23:7.

¿Por qué es tan importante cómo pensemos?

Porque allí comienza la cadena de todo: Primero – pensamos, segundo – lo consideramos suficientemente, y tercero – actuamos.

Es decir que prácticamente el pensamiento nos manda qué hacer. Un ejemplo claro se ve en nuestras actitudes:

  • Si yo pienso en TODO lo malo que hace una persona… entonces me portaré grotesca y hasta groseramente con esa persona. Hablaré mal de esa persona sea de frente, pero ¿por qué? Porque YA pienso mal acerca de esa persona.
  • Mas si pienso en todo lo correcto que hace cualquier persona, optimizo sus éxitos y minimizo sus errores, tendré una actitud elogiable frente a ella. Seré agradable acerca de ella.
  • No puede haber mejor ejemplo que Jesucristo, él nunca se equivocó, él fue perfecto, nunca pecó… sin embargo ¿cómo explicamos el hecho de que los fariseos le tuvieran tanta cólera, hasta el punto de instigar a las grandes multitudes para crucificar a Cristo? Es porque ellos todo el tiempo pensaban mal acerca de él, hablaban mal acerca de él y finalmente le afrentaron. Veamos Juan 9:24, 34; Mateo 22:18, y Juan 7:12.

En nuestro boca. Nuestra manera de hablar. Es el siguiente escalón de la pureza. Nuestro hablar puede ser como dice Santiago 3:1-12:

Para edificación. Porque podemos usarla bien:

  • Como timón: Para dirigir con amor, y con paciencia.
  • Como fuego: Para iluminar y calentar.
  • Como agua: Para calmar la sed del sediento (agua dulce).

Para destrucción. Porque podemos usarla mal:

  • Como timón: Dirigirlos hacia lo incorrecto, para hacer errar de dirección, o naufragar.
  • Como fuego: Para incendiar y fomentar chismes y disensión.
  • Como agua: Puedo ser la amarga que sólo abro mi boca para envenenar, para condenar a alguien, para quejar, o para molestar.

En nuestro actuar. Lo que hacemos sale del corazón. No albergando sentimientos incorrectos, o teniendo rencor o amargura retenida. Debemos de tener un corazón puro y eso nos lo dice en el Salmo 24:4. La pureza de nuestro corazón es lo más importante. Porque si un corazón impuro no podrá estar firme en su vivir diario. Santiago 4:8

Pues, por lo que dice Mateo 15:17-20.

Se refiere a lo que hago, y en este sentido abarcaría el ámbito físico: nuestro cuerpo. Algunas personas piensan que esto sólo significa no haber llegado a la plenitud de la intimidad con un varón, pero cuando María responde al ángel dijo: “no conozco varón”, y conocer es un término sí para referirnos al acto sexual, pero también inherentemente a todo lo que eso implica: Caricias, besos y abrazos.

Hablando de pureza física nos estamos refiriendo en general a todo desenvolvimiento amoroso con el sexo opuesto, no debemos estar besándonos, o acariciándonos, o apechugándonos con los chicos, sea que sean nuestros mejores amigos, o nuestros ex enamorados, o nuestros enamorados actuales, debemos recordar que hay un orden establecido por Dios y es que primero debemos conocernos con nuestra pareja en el área:

Espiritual. ¿Tenemos las mismas metas? ¿Qué quiero en mi vida y qué quiere él con su vida? ¿Podríamos complementar nuestras metas o eso sería imposible?

Emocional. ¿Compartimos nuestros sentimientos? ¿Realmente me ama, realmente lo amo? ¿Entiendo sus reacciones? ¿Sé cuáles son sus temores, sus aspiraciones, sus sueños, sus frustraciones? ¿Dudo de sus sentimientos?

Carnal o física. (RESERVADO para el matrimonio).

ESPIRITUAL. Esto nos habla que la pureza es un aspecto que tú podrías muy bien esconderlo. Nosotros no podemos saber quién realmente es PURA, de manera integral, este aspecto es entre Dios y tú, es un área donde ser pura implica tu manera de hablar, manera de pensar y sobre todo de SER. Haremos una humilde comparación con las palabras de Cristo, él dijo así – hablando de Juan el Bautista y dirigiéndose a sus siempre oponentes FARISEOS –en Lucas 4:25-27:

Jesús dijo:

Muchas viudas había en Israel, pero Dios envió a l profeta a la de Sarepta de Sidón.

Muchos leprosos habían en Israel, pero Dios envió su profeta para Naamán el Sirio.

Y yo digo:

Muchas vírgenes habían en el tiempo de la Biblia, pero Dios envió su ángel por María, la madre de Jesús.

Porque sólo Dios podía saber dónde exactamente estaba LA VIRGEN que iría a usar y sólo podía ser una.

La reflexión es: “Si Cristo aún no hubiera nacido, si Cristo aún no hubiera venido, ¿crees tú que Dios te usaría a ti?”

Si tu respuesta sincera para contigo misma es NO, entonces hay algunas cositas que tú necesitas arreglar ahora mismo, hay algunas cositas que deberías confesar en estos momentos con Dios.

(Tiempo para orar)

PERSONAL. Y finalmente decirte que es un asunto personal, hay muchas chicas que físicamente hablando no son vírgenes que han sido besadas, abrazadas y tocadas antes (eso se espera) de ser cristianas, pero por la gracia de Dios por medio de la sangre de Cristo ya puedes vivir de manera pura, manteniéndote alejada del pecado y del mal:

Pensando lo correcto, no recordando el pasado, dejándolo atrás. Filipenses 3:12-13.

Hablando lo correcto, no hablando de cosas obscenas, ni de dobles sentidos, ni haciendo daño con tus palabras sino hablando como dice Colosenses 4:6, “Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, PARA QUE SEPAIS como debéis responder a cada uno”.

Haciendo lo correcto. No vuelvas a experimentar con el sexo si ya lo hiciste, no vuelvas a estar con un chico como antes, ni en frente de la TV (y eso justamente es lo malo de las novelas y las películas que te incitan a las hormonas, generalmente).

Ahora bien ¿cómo poder mantenerme pura? Sea que hasta ahora no hayas sido tocada por hombre como dijo María: Lucas 1:34 “Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues, no conozco varón”. O sea que eso fue parte del pasado, haz… cosas:

Primero – Controla donde recreas tus cinco sentidos y tus pensamientos, cuida lo que miras (TV, revistas, periódicos, etc.), cuida lo que escuchas (radio, esos teléfonos para crear “amistades interesantes”), cuida lo que tocas (no te acerques a un chico, no busques jugar a golpearle, no busques calentar tus manos con las suyas, ¡apártate!) y cuida lo que comes (¿¿¿cómo???) como lo oyes hay cosas que no debes comer demasiado y te diré por qué, esto lo aprendí de mi mamita hace muchos años atrás (mate de hierba-luisa).

¿Sabe qué comen como parte especial de su menú las mujeres de la “vida alegre”? Comen mucho, bastante, y muy buenas cantidades de ajíes, rocotos y cebollas – ¡aman las cosas picantes! Para estar en forma.

Trata de quitarlas (por no decir QUITALAS) de tu dieta, y entre ellas el mate de hierba-luisa también porque tiene esas mismas propiedades.

Segundo – NO, NO, NO y NO estés a solas con chicos del sexo opuesto, a no ser que sea tu papá o tu hermano. Ni con aquellos que te galantean y con aquel que agita tu corazón, eso podría ser letal. Recuerda la historia de Amnón y Tamar (2 Samuel 13), Amnón – dice la Biblia que antes de concretar sus ambiciones se cercioró de que se quedaran solo (v. 9).

Tercero – Llama la atención a tu rostro no a tu cuerpo. Es muy simple, parafraseemos:

¿Qué le provoca a un chico el cuerpo? — Deseo, pasión, curiosidad, lujuria (cosas que Dios a propósito ha puesto en ellos).

¿Qué le provoca a un chico un rostro? — Familiaridad, encanto, misterio, seriedad, atracción sincera de conocerla.

Por lo tanto lo que muestras determinará la razón que viene contigo o por ti. Usa ropa adecuada, siéntate de manera adecuada, agáchate adecuadamente.

No creo que son las tres únicas cosas que debes hacer, tú puedes sacar muchas más cosas y reglas para ti misma. Pero son sólo los pequeños consejos que quería compartir con ustedes.

Sigamos firmes rumbo a la pureza. Dios les bendiga.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *