Permanece en el Blanco. Pensé que compartiría algunas cosas que Dios está obrando en mi corazón. Acabo de realizar un viaje a Boston y estuve muy emocionado por el ministerio de Arabic Bible Outreach Ministry.

Lo bueno de estos viajes es que cuando estoy encerrado en ese tubo de aluminio muchas horas, no hay nadie con quien hablar, y sin distracciones puedo pensar algo. ¡Es muy fácil distraerse!

Regresé a los Estados para comenzar una iglesia para hacer por las misiones más de lo que había hecho anteriormente. No tenía nada que ver con pensar que otros pastores no eran grandes hombres o que no estaban haciendo un gran trabajo. Fue que me di cuenta que la persona y rol más importante en el evangelismo mundial no es el misionero sino el pastor.

Él decide cuánto empujar la causa del evangelismo mundial. Él decide cuántos hombres y mujeres entrenar y enviar, y cuántos mantener con él.

Bueno, comenzar la Iglesia Bautista Visión ha sido y es muy divertido. Me encanta. Estoy pasando un gran tiempo pero es fácil permitir que la Iglesia Visión estorbe la visión. Sé que tengo que ser el pastor. Sé que hay mucho trabajo por hacer pero algunas veces quedamos tan atrapados en el día a día que olvidamos nuestro blanco, perdemos nuestro enfoque, perdemos nuestro sueño, y la visión se vuelve tenue.

Estoy tratando de permanecer vivo. Las personas me están empujando y quieren que cuide de la iglesia, para que no me quede atrapado en el evangelismo mundial–ellos están ocupados y hay mucho por hacer. Dios parece no hacer crecer la iglesia lo suficientemente rápido–¿realmente necesita que le diga más para que vea el problema que rápidamente aparece?

Si va a ver las noticias de Visión verá que estamos ocupados–incluso verá que Dios está bendiciendo. ¡Esa no es la pregunta! La pregunta es, ¿estoy permaneciendo en el blanco?

¡Regresé para entrenar misioneros! ¿Están consiguiendo la experiencia ministerial suficiente? ¿Estoy enfocando en ellos el mundo y lo que Dios quiere que hagan?

¡Es fácil salirse del blanco! Es fácil sentir la presión de lo financiero, lo urgente y aquellas cosas que están a la mano. ¡Me preparo para predicar cada semana! ¡Oro! Hablo con la gente y si no soy cuidadoso voy a desarrollar la visión de túnel. ¡Sólo ver lo que está pasando justo donde estoy!

¡Tengo la mentalidad de búnker! Simplemente estoy tratando de permanecer vivo, pagar las cuentas, mantener a todos felices. Hay muchísimo más–¡Despierta Austin! Permanece en el blanco.

Por Guillermo Gardner

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja un comentario