Organizar un Banquete Memorable. Lo sé, lo sé. Escribo sobre los medios de comunicación, fe y cultura, pero esta vez tengo que hablar de un tema cercano a mi corazón (y estómago). Si tengo que asistir a un pobre evento organizado para levantar fondos para una organización, un aniversario o premiación, entonces tendré que cortarme las venas. Vamos gente, los banquetes de hecho pueden ser divertidos y no  tienen que ser sesiones de tortura a las que nos sometemos. Entonces si planea un evento en el futuro cercano, aquí le presento algunos consejos para que los tenga en mente (si es que no desea dejarme colgado antes):

Manténgalo en movimiento.

Usted puede pensar que es un evento de dos horas, pero confíe en mí, serán por lo menos tres horas o más. Usualmente dura más tiempo del planeado. Admítalo. Entonces haga todo lo que pueda para mantenerlo en movimiento. Cuando se trata de eventos, la velocidad es buena.

No espere al postre para comenzar.

Aquí se presenta un gran problema –usted inicia con unas cuantas observaciones, cena, y luego comienza con el programa oficial después del postre. Gran error. La cena dura mucho. Cierto – dele a la gente algo de tiempo para que hable, pero una vez que se encuentren comiendo los alimentos, comience el programa. Solamente eso resolverá la mayor parte de sus problemas.

Si el invitado especial no es un gran orador – entrevístelo.

En la mayoría de los casos usted estará honrando a alguien que no es un orador oficial. ¿Entonces por qué le permitimos hablar? En lugar de ello busque a un buen anfitrión y haga una entrevista. La presión se acaba con una entrevista, el orador puede relajarse y disfrutarlo, y el anfitrión puede controlarlo todo. Puede llevarlo a temas interesantes o cortarlos cuando sea necesario.

Sea cruel limitando el tiempo del discurso del orador

15-20 minutos como máximo es mi opinión. Que sea lo más breve posible. Antes del evento reúnase frente al orador y dígales el límite de tiempo. Entonces dígales otra vez. Asegúrese que entiende que habla en serio.

No economice en la comida

Todos dicen que un evento no se trata de comida, pero confíe en mí –ellos lo notan, entonces hágala bien. Si no tiene un presupuesto grande sea creativo. Mi esposa Kathleen ha organizado eventos grandes con aperitivos, emparedados y bocadillos, y a la gente les ha gustado. Todo se trata de cómo haga la presentación y cómo satisfaga las expectativas. La creatividad fácilmente puede vencer un presupuesto limitado.

Finalmente, termine a tiempo

Nadie se ha quejado por irse temprano. ¿Quiere conocer el secreto mejor guardado de un gran evento? Acierte con el tiempo (o termine antes si puede). Siempre recibirá críticas si se hace largo, pero nunca si termina a tiempo.

Háganme saber si hay algo que no he puesto pero que lo enloquece en un banquete. Y sobre todo, envíe esto a alguien que esté planeando un evento próximo.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *