Estudios Prácticos de las Misiones

En este capítulo estudiaremos las misiones de una vista práctica.  He encontrado que los misioneros necesitan mucha ayuda en las cosas prácticas.  Veremos el entrenamiento, las misiones, la deputación, saliendo de su pueblo e iniciando una obra nueva en el campo misionero.  No soy un experto en esa área, pero aprenderemos de las enseñanzas de la Palabra de Dios, la enseñanzas y consejos de otros y de lo que he aprendidio por experiencia.

El Entrenamiento

Una cualidad de un hombre de Dios es que “no un neófito, no sea que que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo.” (I Timoteo 3:6).  Ese versículo significa que un hombre jovén, sin experiencia, y sin entrenamiento no debe tener una posición de autoridad ni responsabilidad en el ministerio.  Su entrenamiento debe empezar en su iglesia local bajo la dirección de su pastor.  Personalmente yo no creo que una iglesia local debe mandar a un misionero de su iglesia hasta que ha servido al Señor fielmente cuatro años en su iglesia local.  Él podría ser un profesor de Escuela Dominical, un director de jovenes, un obrero de las rutas, o asistente del pastor.  ¿Por qué alguién debe pedirme que apoye a un misionero a hacer la obra de Dios en un campo misionero si no ha trabajado en su iglesia local? Una luz que no brilla en una iglesia local, tampoco brillará si le mandas a otro sitio. 

La mayoría de las misiones requiere que sus misioneros estudien en un Instituto Biblico o un seminario. Eso definitivamente debe ser un requisito pora un jovén sin experiencia.  Por lo tanto, si un hombre tiene 10 años o más experiencia como pastor, su experiencia personal puede ser un sustituto por sus estudios.  La habilidad y estabilidad del misionero es un factor importante en determinar si es preparado para servir como un misionero.  Debemos tener cuidado de las misiones que mandan hombres que no son preparados al campo misionero para tener más misioneros con su misión.  Un llamado para servir debe ser reconocido como un llamado a prepararse a si mismo por el servicio en que Dios nos ha llamado.

Si sientes que Dios está llamandóte a ser un misionero, debes hablar con su pastor.  Debes buscar su consejo en cuanto al trabajo preparatorio que puedes empezar en su iglesia local.  Después debes buscar el consejo de tu pastor y otros líderes para ver a que seminario debes asistir.

Las Misiones

Algunos pastores no quieren que su misioneros sean afiliados con una misión.  Ellos quieren que su iglesia local manejen todas sus finanzas y papeles del misionero.  No voy a discutir ese punto, pero quiero decir que estoy de acuerdo con las misiones por las siguientes razones:

Los Argumentos a Favor de las Misiones

Muchos pastores no saben el trabajo preparatorio que un misionero debe hacer para ir al campo misionero.  Eso quiere decir, la mayoría de los pastores no saben cosas como ¿que preparación médica necesita un misionero antes de salir al campo misionero? ¿Qué papeles necesita un misionero antes que vaya al campo misionero? ¿Cuándo necesita una visa y como puede obtenerla uno? ¿Qué requisitios hay del gobierno extranjero que requiere el misionero que quiere empezar una iglesia? ¿Cómo puedes manejar los problemas legales en otro país? ¿Cuánto dinero necesitará el misionero y su familia para vivir en otro país y llevar acabo la obra que Dios le llamó para hacer?

Otra razón que estoy de acuerdo con una misión es que la mayoría de las iglesias no tienen secretarias suficientes para manejar las finanzas de los misioneros, especialmente si hay más que un misionero de la iglesia.  La mayoría de las secretarias de las iglesias y los pastores no tienen conocimiento de los impuestos del misionero.

Yo creo también que la misión es un instrumento de reconocimiento por los pastores y los misioneros.  Si un pastor sabe la reputación de la misión, entonces él podría saber muchas cosas acerca del misionero.  Por supuesto un misionero no estará con una misión si no está de acuerdo con sus principios y prácticas.  La mayoría de las misiones examinan sus misioneros intensivamente antes que le acepte.  Eso significa que si un misionero está con una misión con una buena reputación, la misión ha examinado sus doctrinas, su estado marital, y su plan de servicio cuando llega al campo misionero.  Cuando un misionero llama a un pastor por una cita en su iglesia, quizás el pastor no conoce al misionero ni a su pastor.  Si un misionero puede decir estoy con tal misión y el pastor si conoce la misión, esto puede ayudar el misionero tener reconocimiento.  Si un misionero esta con una misión que el pastor sabe que no está de acuerdo con algunas áreas él podría hablar con el pastor del misionero para preguntar acerca de esas áreas dónde él tiene inquietudes.

Otra razón porque un misionero debe estar con una misión es para contabilizar.  Algunos dicen que los misioneros no tienen que dar cuenta a las misiones.  En lo que he visto, he visto más cartas de las misiones en cuanto al comportamiento inapropiado de los misioneros que he visto de los pastores de sus iglesias locales.

Un pensamiento final, la mayoría de los misiones tienen un fondo para emergencia para los misioneros si tienen que salir del campo misionero .  Ese sería muy dificil para algunas iglesias pequeñas.

Los Argumentos Contra Las Misiones

Ahora veremos algunos argumentos contra las misiones.  Yo creo que el problema más grande con la misión es cuando la misión quiere tomar la posición de autoridad de la iglesia local y la del pastor.  Esto es especialmente verdad cuando una misión crece en una organización grande.  Una misión debe ser una ayuda a la iglesia local para mandar su misionero al campo misionero.  Aunque las misiones tienen sus reglas, doctrinas, y prácticas, ellos deben reconocer que no son la autoridad final de la misión.

Otro argumento que hay contra la misión es cuando la misión cobra a sus misioneros por los servicios dados al misionero.  Levantando fondos por los que trabajan en la oficina de la misión y comprando equipos nuevos para la misión no son problemas nuevos.  Es un problema más grande con la necesidad de computadoras y otros equipos que cuestan mucho pero son necesarias para operar una oficina.  También el sueldo de los que trabajan en una oficina tambien añade a los costos de la oficina.  Cuando pienso en eso, quizás la cosa más facil es para cobrar a los misioneros por los servicios de los que trabajan en la oficina.  Aunque eso parece la manera más facíl para levantar fondos, eso DESTRUYE EL PRINCIPIO DE MISIONES DE FE.

Yo creo que la razón número uno del crecimiento de los Bautistas Independientes en los últimos años es que nuestro programa de misiones es totalmente una obra de fe.  No éstabamos satisfechos con la manera en que las misiones de las denominaciones estaban usando nuestro dinero para misiones.  Estaban pagando por las operaciones de su misión y solamente unos pocos centavos eran mandados a los misioneros.  El resultado de eso es que muchos han dejado la convención y empezaron misiones en las Iglesias Bautistas Independientes para ser totalmente una obra de fe.  El problema con las misiones de las denominaciones era que ellos usaron un porcentaje grande del dinero para los misioneros para financiar sus propios deseos en vez de apoyar a los misioneros.  Ahora muchos de los bautistas independientes están empezando hacer las mismas cosas.  ¿Si una mision puede cobrar 5% de su apoyo para cubrir los servicios de la misión, como sabes que no aumentará a 10%, 25%, o 50%?

¿Cuál es la respuesta a este problema? Cada misionero debe asumir la responsabilidad de dar una ofrenda cada mes a su misión para cubrir los gastos a los servicios dados a él.  También cada iglesia local debe apoyar la misión y a las personas que trabajan allí regularmente.  ¿Si la misión está ayudando a la iglesia local, ¿cuál es el problema en ayudar con sus gastos?  Muchas misiones han desanimado a las iglesias locales de apoyar la misión porque están gastando mucho dinero en comprando o construyendo edificios grandes que no son esenciales para llevar acabo la obra de misiones.

Otro problema que hay con las misiones es que a veces ellos desarrollan una actitud que son más santos, que son mejores que los demás.  Eso empieza con un espirítu de competición en sus misioneros con misioneros que están con otras misiones, en vez de tener un espíritu de trabajar juntos y orar juntos para ganar a las personas a Cristo. No estoy hablando de un compromiso de doctrinas de la Palabra de Dios o sus principios de la fe.  Estoy hablando de una actitud que dice, “No estás bien con Dios porque no estás con mi misión, entonces voy hacer todo lo posible para destruirte a ti  y a tu ministerio.”

Escogiendo Una Misión

Como hemos visto en muchos otras áreas de las misiones, lo primero y la última cosa que debes hacer es ORAR.  Es lo mismo cuando estás escogiendo una misión.  Cuando estás orando, también debes consultar a tu pastor y pedirle que él ore contigo acerca del asunto.  Debemos contactar varias misiones y pedirles su doctrina de la fe y una copía de sus reglas y prácticas.  Debes estudiar sus reglas, preceptos, y los prinicipios de operación antes que decidas con que mision vas a estar.  No debes estar en una misión que no tiene las mismas doctrinas y convicciones que tu tienes.  NUNCA DEBES BAJAR TUS CONVICCIONES BÍBLICAS NI LOS DE TU PASTOR NI IGLESIA LOCAL PARA SER ACEPTADO POR UNA MISION.  También debes hablar con los misioneros que están con la misión para ver como hacen las cosas.  Debes compartir tu carga y tus preocupaciones con los lideres de la misión y esperar para ver como Dios te guía.  NO DEBES JUNTARTE CON CUALQUIER MISION HASTA QUE TENGAS COMPLETA PAZ DE DIOS Y LA APROBACION DE TU PASTOR QUE ES LA VOLUNTAD DE DIOS PARA TI.

Deputación

Uno de los mayores temores que tienen los misioneros es como puedo levantar el sustento para llegar al campo misionero y hacer lo que Dios me llamó para hacer.  Como tu enfrentes la deputación determinará si disfrutaras tu tiempo de deputación o es una cosa por obligación.  Aquí hay algunas ideas para cambiar la pesadilla de la deputación a una experiencia bonita.

La deputación debe ser un ministerio no debe ser una obligación. 

Uno de los errores más grandes que los misioneros nuevos hacen es que ellos ven la deputación como algo horrible que tiene que sobrevivir para llegar al campo misionero.  Recuerda, como tu enfrentas la deputación, determinará si disfrutas tu tiempo de deputación o es una cosa por obligación.  Habrán muchas cosas que pueden determinar si disfrutas la deputación o vas a soportarlo.  Primero quiero hablar acerca de las cosas negativas.  No vas a enfrentar la deputación con la actitud que “es algo que tengo que hacer para llegar al campo misionero.” No vas a ir a una cita en una iglesia que es Mi cita y estoy aquí para levantar Mi sustento.  No vas a ir a las iglesias con la actitud que vas a arreglar todas los problemas de cada iglesia, cada pastor, y cada miembro de la iglesia.

¿Cómo debes enfrentar la deputación?  Debes verlo como un MINISTERIO.  Es algo que Dios está dándote como el privilegio de hacer.  Es la voluntad de Dios para ti en ese momento.  Cuando tú empiezas tu deputación, debes realizarte pensando que por los próximos dos o tres años, Dios va a dejarte  entrar a muchas iglesias que normalmente no visitarías.  Tendrás la oportunidad de honrar y glorificar a Dios en lugares que normalmente no tendrías la oportunidad de visitar.  Tendrás la oportunidad de ayudar a muchos débiles, cansados, quebrantados, y a los que están lejos de Dios.  Dios está dándote el privilegio de animar a los que están desanimados, ayudar a los que están en la oscuridad espiritualmente, y exhortar a aquellos que están en duda.  Habra gente en cada culto que necesitan la ayuda de Dios más que tú necesitas su Dinero y Dios te ha escogido para ser  vasija o instrumento que Dios usará para ayudarles.  Quizás no llegarás al campo misionero.  Eso podría ser la única oportunidad para servir a Dios, entonces debes hacerlo en cada servicio que quisieras hacer antes que te pares ante Cristo en el Tribunal de Cristo.  Lea Exódo 16:22-25.  Como las aguas eran amargas a los hijos de Israel, a veces las aguas de la deputacian serán amargas al misionero.  Pero cuando esos tiempos vengan, si miras al Señor, Él te mostrára un arból, la cruz de Cristo.  Pon la cruz en el centro de tu deputación y cambiará las aguas amargas de deputación a aguas dulces.

Debes Mirar el Tiempo de Deputación como Un Tiempo de Entrenamiento y no Como un Tiempo Malgastado. 

Parece muy mal que el misionero necesita alrededor tres años en la deputación para levantar su sustento.  Me gustaría que los misioneros pudieran levantar su sustento en un año.  Por lo menos, debemos reconocer que Dios está usando ese tiempo para entrenar y preparar al misionero por su futuro ministerio.  No quiero parecer mal, pero si un misionero no puede sobrevivir tres años de deputación, lo dudo que sobrevivirá las pruebas del nuevo misionero.  Dios lo usará ese tiempo para esforzar la fe del misionero.  Por medio de las pruebas de la deputación, Dios desarrollará la paciencia de un misionero y también le enseñará resisitencia.  Le enseñará la lección de esperar en Dios y seguir el tiempo de Dios.  Durante su deputación, tambien el misionero aprenderá que Dios puede suplir todas sus necesidades.  Muchas veces Dios suplirirá en maneras misteriosas y extrañas.  El misionero aprenderá como llevarse con muchos tipos de personas y problemas durante el tiempo de deputación.  Cuando el tiempo de deputación termina, Dios desarrollará una mayor compasión por la gente en el corazón del misionero.

Debes Mirar el Tiempo de Deputación como un Tiempo de Edificar Relaciones. 

Durante el tiempo de deputación, el misionero edficará muchas amistades.  También Dios le dará compañeros de oración.  Las dos cosas serán muy importantes para el misionero cuando está en el campo misionero.  No estamos conscientes del valor de gente orando por nosotros.  No todos que dicen que van a orar por ti, lo harán, pero Dios les dará algunos que serán fieles y fervientes en llegar al trono de gracia de parte de ti.  Muchos misioneros cuentan historias acerca de como Dios ha movido en situaciones que pareció sin esperanza porque había gente orando por ellos.

Algunos piensan que las iglesias cambian su método de apoyar a muchos misioneros con una pequeña cantidad de dinero a tres o cuatro iglesias apoyando a un misionero completamente.  Eso desminuirá el tiempo que el misionero tiene que viajar, pero también desminuirá  su base de oraciónes de otras personas.  También le quitará al misionero de muchas experiencias en cuanto a que Dios puede suplir sus necesidades y las necesidades de otros por medio de él.

Haciendo Su Deputación

El misionero que está empezando tiene muchas preguntas.  ¿Cómo debo empezar? ¿Cómo conseguir citas para presentar mi ministerio? ¿Cómo puede convencer a los pastores a apoyar mi ministerio? No hay una manera concreta para hacer deputación.  El misionero nuevo debe reconocer que es la responsabilidad de Dios para levantar su sustento y ayudarle llegar al campo misionero.  Eso no significa que él debe ser flojo y debe sentarse y esperar a que Dios traiga su sustento.  Debe orar y encontrar la voluntad de Dios para levantar su sustento.  El misionero debe aprender que él es individual y que Dios tiene un plan para él.  Debe aprender que tiene que ser él mismo.  Sería sabio para hablar con otros misioneros quienes han levantado su sustento en un buen tiempo y aprender todo lo que puedan de ellos.  Su misión les darán consejos y reglas que deben aprender, pero también deben aprender como buscar el rostro de Dios en la oración y confiar en Dios por su horario de citas en las iglesias, y estar en contacto con las personas correctas.

La manera más común para tener citas para presentar su ministerio es por medio de llamar a los pastores y pedirles si es posible visitar su iglesia y presentar su carga.  Si tu haces eso, probablemente muchos pastores te rechazarán más veces que recibir una invitación para visitar la iglesia.  Eso no quiere decir que no debes llamar a los pastores.  Cuando llamas a un pastor, recuerda que él es el pastor.  Estás llamando a él, entonces tienes que aceptar su decisión en cuanto a visitar su iglesia para prensentar tu ministerio.  Tienes interés en levantar tu sustento, pero él tiene la responsabilidad de todas las operaciones de la iglesia que estan dependiendo en él.  Él tiene que decidir lo que es mejor para la iglesia.  Él no tiene que explicarte su respuesta .  Si te trata mal, él tiene que contestar a Dios.  Debes dejar todo en las manos a Dios.

Una buena manera para estar en una iglesia es por una referencia de un pastor.  Puedes preguntar a un pastor que ya está apoyándote o un amigo que es pastor preguntando por algunos nombres y números de otros pastores que puedes llamar.  Debes pedir su permiso para usar su nombre como  referencia cuando estás llamando.  Nunca debes usar el nombre de un pastor como una referencia sin su permiso.   Yo les animo a los misioneros a asistir a todas las campañas, campamentos, conferencias misioneras, etc. o cualquier otro tiempo cuando los pastores están juntos.  Debes presentarte a los pastores pero sin poner presión en ellos para estar en su iglesia.  Puedes darles una tarjeta de oración, puedes decirles que eres un misionero y que te gustaría a visitar su iglesia para presentar tu carga a la iglesia.  Mientras más veces te vea en esas campañas, etc., más él te conocerá y es posible que te invitará a visitar su iglesia.

Otra buena manera para recibir contactos es pedir a otros misioneros sus listas.  Ellos tendrán una lista de nombres de pastores y sus números teléfonicos.  Ellos pueden dar buenos consejos y decir que tipo de hombre es el pastor, cuando es un buen tiempo para llamarle, y otra información que te ayudará hacer contacto con él.

Visitando a Las Iglesias

Aquí hay algunas cosas que debes y no debes hacer cuando visitas a una iglesia para presentar tu ministerio.

  1. Debes Estar Listo.  Debes llegar a la iglesia temprano para conocer al pastor, arreglar tu presentación, saludar a la gente, y usar el baño antes que sea tiempo para empezar el culto.
  2. Debes Estar Presentable.  Es importante que el misionero y toda su familia esten vestidos correctamente.  Ropa que no esta planchado, y una falta de higiene  no son carácterisiticas de un siervo de Dios.  Quizás tengas que vestirse con ropa bien barata pero deben estar listo para tu viaje y para la casa de Dios.
  3. Debes ser amable.  La cortesía de un misionero es una virtud muy impresionante en una iglesia.  Ellos olvidarán su predicación y su presentación pero recordarán más su cortesía.
  4. Debes Llegar a Tiempo.  Debes recordar que el pastor siempre es el pastor.  Él está encargado del culto.  Él es el hombre de Dios para esta iglesia.  Si él te dará 5 minutos, debes hacer lo posible para tomar solamente 5 minutos.  Si no has terminado en 5 minutos, debes tomar asiento todavía.  Tu honra al pastor será mas impresionante que lo de tu presentación si ha pasado el tiempo que el pastor te dio.  El pastor y lo demás de la iglesia darán cuenta si no honras el liderazgo del hombre quien Dios ha puesto encargado del culto.  Yo era un pastor por 17 años, yo tenía muchas problemas apoyando un misionero que no tomó en serio mi liderazgo, yo siento lo mismo hoy en día.
  5. Debes Orar.  El misionero debe recordar que es la responsabilidad del Espíritu Santo para imresionar el pastor y el corazón de la iglesia para apoyarte.  Orando y confiando en Dios le quitará mucha presión.  También le ayudará a disfrutar del culto.  Debes orar por cada parte del culto, no solamente tu parte.  Debes orar por los otros misioneros también que están en el mismo programa.  Quizás otros no lo notarán pero Dios si.
  6. Debes Estar Preparado.  Es mejor si tu sabes lo que el pastor espera de ti antes que llegues.  Puedes preguntar al pastor lo que él quiere que hagas en el culto cuando hablas con él para planear la cita.  Debes recordar que el pastor puede cambiar su mente en la mitad de un culto y pedirte que prediques.  Cada misionero debe tener por lo menos seis mensajes que Dios te ha dado en su memoria o tener un bosquejo en su Biblia y debes estar listo siempre para predicar.
  7. Debes Estar Enfocado.  Debes enfocarte en tu propósito para estar en la iglesia.  Recuerda que estas allí para presentar la carga que tienes por el campo misionero.  No estás allí para arreglar los problemas del pastor o de la iglesia.  Eso no quiere decir que el misionero no deba predicar en cuanto al pecado.  Debes predicar lo que Dios ha puesto en tu corazón, no en algo que le moleste.  Tu presentación siempre debe estar enfocada.  Aunque es bueno para decir algo acerca del lugar y la gente dónde Dios te ha llamado, nunca olvides el PROPOSITO  para ir al campo misionero es ganar gente para Cristo y establecer Iglesias Neotestamentarias para la gloria de Dios.

Las Impresiones Que Duran

Hay tres cosas que está en el corazón del pastor y de la iglesia cuando están decidiendo si van a apoyarte.

  1. La Carga Que Has Mostrado.  Ellos deben sentir y compartir su carga por su ministerio.  Pide a Dios que te dé una carga que la gente sienta también y que quieran tener una parte en la obra que Dios te ha dado.
  2. Las Bendiciones Que Has Repartido.  Pide a Dios que te haga un buen predicador.  Pidele a Él que seas una bendición por medio de su predicación.  No debes ser egoista.  No debes entrar en un culto solamente pensando si vas a recibir sustento de la iglesia o no. Habran creyentes en los cultos quienes están peleando batallas con el diablo, la carne, y el mundo.  Ellos necesitan tu ayuda.  Si tú puedes ayudarles a ellos por medio de su predicación, ellos estarán muy contentos de ayudarle a llegar al campo misionero para predicar.  ¿Por qué deben pensar ellos que su predicación será una bendición al campo misionero si no es una bendición en su iglesia?
  3. El Comportamiento Que Has Mostrado.  No puede enfatizar la importancia del buen comportamiento de toda su familia en la iglesia.  El misionero, su esposa, y sus hijos deben portarse bien.  Eso no significa que el misionero, su esposa, y sus hijos tienen que ser perfectos.  Los niños deben ser niños, pero deben ser niños en una manera que muestran que son criados bien.  No debes tratar de entrenarles cuando estás visitando una iglesia.  Debes entrenarles en la casa y si se portan mal en la iglesia debes dar la atencion apropiada.

Despues que Has Conseguido Una Cita para Visitar Una Iglesia

Cuando estás con un pastor debes conseguir su nombre, dirección y su permiso para poner en su lista de correo.  Debes muy pronto mandarle una carta o tarjeta de agradacemiento a él y a su iglesia.  En la carta o la tarjeta debes agradacerles por la oportunidad de estar con ellos y presentar su carga.  Debes también  reconocer y agradecerles por cualquier ofrenda que te ha dado.  Una regla general es que “si tú llamas a un pastor y le pides visitar su iglesia, él no esta obligado a darte una ofrenda.  Si el te invita para predicar, él debe tener la responsabilidad de cuidarte y cubrir sus gastos para asistir.”  La mayoría de los pastores dan ofrendas a los misioneros que les llaman y les piden para venir, pero no están obligados a hacerlo.  Es triste decir eso, pero muchas veces la ofrenda dado al misionero que está compartiendo su carga no es mucha.  No debes desanimarte ni desilusionarte por lo que recibes.  Debes agradacer a Dios por la oportunidad que te ha dado de presentar tu carga y confia en Dios que Él suplirá todas tus necesidades.  Debes aprender que el mismo Dios que suplira tus necesidades en el campo misionero también las suplirá ahora durante su deputación.  No solamente estás allí para recibir una ofrenda.  Estas allí para levantar sustento.

El pastor debe reconocer que el misionero también es un hombre de Dios y debe ser tratado como el pastor quiere ser tratado si el estuviera en el mismo lugar del misionero.  No quiero ser malo, pero algunos pastores tratan a sus perros mejor que a sus misioneros.  Pastor, segarás lo que cosechas.

Algunas Pensamientos Más en Cuanto a La Deputación

Como estamos cerrando este capítulo hay algunas cosas que están pesando en mi corazón.  Primero, quiero decir que el misionero debe ser real.  No debes estar actuando cuando está en la iglesia.  Debes ser real, genuino, ora mucho, y ser el mismo.  Si lo que eres no es bueno para presentarse a la gente donde estás presentando tu carga, entonces necesitas ayuda de Dios antes de empezar tu camino al campo misionero.  Recuerda, Dios te ha llamado y Él es fiel, I Tes. 5:24.

Preparándote Para Salir Para el Campo Misionero

No debes poner una fecha para salir hasta que tengas la mayor parte de tu sustento.  Por lo menos, hay muchas cosas que debes hacer antes que salgas al campo misionero.  Debes pedir consejos a otros misioneros y su misión acerca de cómo empacar  sus cosas y lo que necesitas llevar o enviar al campo misionero.  Algunas cosas debes estar empacando o enviando antes que salgas.  También no esperes hasta los últimos días para trabajar en sus papeles.  A veces demora meses para conseguir sus visas a algunos países.  Otra vez, pide a otros misioneros que han estado o han  visitado el país donde estás yendo.  Otra área de preparación es en cuanto a la medicina.  Países diferentes requieren diferentes preparaciones médicas.  No esperas hasta los últimas días para hacer esas cosas.  Recuerda que algunas de las iglesias que estában sustentándote por mucho tiempo están ansiosos que vayas a tu campo y hacer lo obra que Dios te ha llamado a hacer.  No debes cambiar la fecha de salir por la culpa de tu demora. Debe hacer sus planes para viajar con algunas semanas de antipación. Los boletos del avión pueden ser más baratos si compras con anticipación.  Busca los consejos de otros misioneros y su misión en cuanto a todas esas cosas.

El Culto Para Encomendar

Cuando el misionero tiene su sustento y ha hecho las preparaciones necesarias para salir, una de las úlitmas cosas que la iglesia debe hacer es encomendar al misionero.  En este culto la iglesia ordena al misionero si no es ordenado. Despues que la iglesia le ordena, la iglesia le encomienda a  ir al campo donde Dios le ha llamado y hacer la obra que Dios le ha llamado hacer.

En el culto de encomendar, la iglesia le da el misionero la autoridad de llevar acabo la Gran Comisión en Mateo 28:18-20.  Primero, él tiene la autoridad de evangelizar.  Él tiene que ir a su campo misionero y ganar gente para Cristo.  Segundo, el encomendado por medio de la iglesia local le da la autoridad de bautizar a los que son salvos.  Por el hecho que no hay una iglesia todavía, los nuevos convertidos deben ser miembros por poder hasta que la iglesia sea constituida en una iglesia Neotestementaria.  Los detalles de la autoridad de bautizar no son muy claras en las Escrituras.  Por lo tanto, tenemos muy claro en la Gran Comisión que el bautizmo es una parte de la obra de misiones.  También tenemos muchos ejemplos en el libro de Hechos.  Aunque el libro de Hechos no es un libro de doctrinas de la iglesia, las acciones de los apostoles en el libro de Hechos no son condenados ni discutido en las epístolas de la iglesia.  Aquí hay algunos ejemplos:

En Hechos 8:26-35 tenemos la historia de la conversión del Eunuco de Etiópe.  También leemos su bautismo en versículos 36-38.  Es evidente que no hay una iglesia local en la ciudad de Gaza, entonces la explicación lógica es que la iglesia de Jerusalen ha invertido su autoridad en los discipulos.  Notas otra vez cuando Pedro va y predica en la casa de Cornelio en Hechos 10.  Después que predicó una predicación larga, el Espiritu Santo les convenció.  Algunos eran salvos en versículo 48.  Es evidente que Pedro les bautizó, pero no había una iglesia local allí.  También puedes ver las enseñanzas de Pablo en la historia de la conversión y el bautismo de los discipulos de Juan el Bautista en Hechos 19:1-7.

Debo hacer una cosa clara.  No predicador, no importa si es evangelista o misionero tiene la autoridad en si mismo de bautizar a una persona, aunque él es un predicador ordenado por Dios.  La iglesia local tiene esa autoridad.  La iglesia local invierte esa autoridad en un hombre cuando ellos le llaman a ser el pastor de la iglesia.  En situaciones especiales, la iglesia puede dar la autoridad a alguien a bautizar.  Esta autoridad nunca es dado a un evangelista, pero si es invertido en un misionero durante el tiempo de su encomendación.

El culto de encomendar dá al misionero la responsabilidad de establecer una iglesia y enseñar a los que son salvos y bautizados (Mateo 28:20).  Él debe establecerles en las doctrinas de la Palabra de Dios.

Escuela de Idioma

La escuela de Idioma es necesario para las personas que van a usar otro idioma.  Necesitas aproximadamente un año para aprender el idioma, pero es un tiempo que es necesario.  Algunas personas si predican por medio de un traductor, pero vas a limitar tu ministerio mucho si no aprendes el idioma de la gente.  Algunas veces los misioneros han sido avergonzados y a veces dañan la causa de Cristo porque no han tenido el entrenamiento del idioma.  Algunos idiomas tienen palabras que parecen el idioma de la predicación pero no son cristianos.

Un Nuevo Misionero en El Campo Misionero

Yo recomiendo que un misionero nuevo trabaje con un misionero de experiencia por lo menos los primeros meses que él está en el campo misionero.  Eso le dará tiempo a acostumbrarse a las costumbres y a la cultura nueva.  Eso también dará tiempo a su familia para sobrevivir el choque que tiene con la cultura nueva.  El misionero nuevo puede aprender mucho de la experiencia de otras familias de misioneros cuando observan como hacen el ministerio.  Él también puede aprender de las experiencias que han pasado otras familias.  También eso ayudará al misionero a sobrevivir a la soledad que viene cuando está lejos de su familia, amigos, y su hogar.  Solamente porque Dios te llamó, no significa que no habrá tiempos dificiles cuando llegas al campo misionero.

Empezando Una Nueva Obra

Despues de muchos años de oración, estudio, deputación, escuela de idioma, y trabajando con un misionero que tiene experiencia, estás listo para empezar la obra para Dios.  Has orado y Dios te ha mostrado el sitio donde Él quiere que empiezas la obra nueva.  La pregunta es ¿Cómo debes hacerlo?  Voy a tratar de contestar esa pregunta.

Una de las primeras cosas que un misionero debe hacer es estar en contacto con la gente y presentarles el evangelio de Cristo.  Eso puede ser por medio de tocar puerta por puerta en la visitación o por medio de repartir folletos en las calles y en los mercados.  Necesitas encontrar un sitio para tener los cultos.  La idea a dónde vas a tener el culto dependera del pais y su cultura.  Hay basicamente tres opciones para un sitio donde tener los cultos.  Primero, puedes invitar a los que tienen interés a tu casa para estudiar la Biblia.  La segunda opción es encontrar una familia que está dispuesta a prestar su casa para estudiar la Biblia.  Debes animar a ellos para invitar a sus amigos y familia a asistir el estudio Bíblico también.  La tercera solución es encontrar un sitio para alquilar e invitar a todos a asistir a los cultos.  Eso puede ser una tienda, un colegio, una biblioteca u otra área que Dios te provea.  Cuando tienes un sitio para tener los cultos, puedes usar un medio de comunicación, folletos, visitando y invitando a gente para asistir el culto.  Por lo menos la mejor manera es para hablar con la gente personalmente.

Si estás planeando en tener un culto en tu casa o estás invitado a ir a otra casa para los cultos, no es necesario empezar con tres cultos a la semana que normalmente tenemos aquí en Los Estados Unidos.  Puedes tener cuatro o cinco estudios Biblicos en varias casas durante la semana.  Si es posible debes tratar de tener un estudio Biblico en la misma casa hasta que la familia acepta a Cristo y están fundados en la fe.  Después ellos pueden ir contigo a tener otro estudio Biblico en otra casa.  Su estudio biblico puede ser un tiempo de cantar, orar, dando testimonios, predicando y lo que Dios le guia hacer.

Los misioneros muchas veces tienen el error de tratar de tener una iglesia americana en otro país.  Aunque es posible, no es siempre lo mejor para hacer.  Deja a la gente desarrollar un culto muy similar a su cultura.  No estoy hablando de bajar las doctrinas de la Palabra de Dios o practicando algunos atributos de las religiones falsas.  Recuerda, estás allí para edficar una iglesia indigena y no una iglesia americana.

Cuando están reunidos juntos y fielmente proclamando la Palabra de Dios, Dios salvará a algunos, y ellos estarán contigo, y será el nacimiento de una iglesia.  Recuerda, “Una iglesia debe nacer antes de ser formado.”  Puedes formar una organización, pero un organismo tiene que nacer.  Después que Dios salva a gente y les unen juntos en los vinculos de la verdad y el amor, quieres empezar a bautizar a los nuevos creyentes y organizar una iglesia .    Debes tener un nombre para la iglesia.  No debes usar la palabra iglesia porque no es una iglesia constituida todavía.  Debes llamarla una misión.  Debes usar la palabra Bautista en el nombre para identificar que doctrina tienes.  Puedes usar el nombre Concord Misión Bautista o La Misión Bautista Calvario, etc.   Como un misionero, él tiene la autoridad de constituir la iglesia por su iglesia que le mande, entonces no necesita otra autoridad para empezar su iglesia.  Cuando la misión o la iglesia es una obra de la iglesia que envia, los que son bautizados en la misión actualmente serán miembros de la iglesia que ha enviado al misionero hasta que la misión sea constituido como una iglesia.

Como la misión crece en la gracia y el conocimiento del Señor Jesucristo un día será necesario  constituirla en una iglesia independiente.  La constitución de una iglesia no debe ser hecha hasta que los miembros esten bien fundados en la verdad y están listos para ser una iglesia autónoma e indígena.  Ellos deben ser enseñandos en la doctrina de la salvación, el bautismo, separación, el diezmo y política de la iglesia.  La constitución de una iglesia no debe ser hecha hasta que los miembros esten maduros para llevar acabo sus responsabilidades como miembros.  Eso debe ser hecho antes que el misionero salga para empezar otra obra. Estoy convencido que es la voluntad de Dios que Él salva a un nacional y le llama a predicar.  También es la voluntad de Dios que este misionero discipule, enseñe y prepare a ese joven predicador para que un día tome la iglesia cuando la iglesia es constituida.  A veces eso no pasa así.  A veces el joven pastor no está listo para tomar la iglesia todavía entonces el misionero tiene que seguir trabajando en la iglesia hasta que el pastor nacional está listo para ser ordenado y tomar la iglesia.

Hay muchos planes y preparación en la constitución de una iglesia.  No es algo que debes hacer ligeramente.  La iglesia que manda al misionero debe mandar al pastor o un grupo de su iglesia para participar en la organización de la iglesia.  El misionero y el pastor debe trabajar juntos para escribir una constitución y los estatutos de la iglesia nueva.  Un nombre debe ser escogido, deben elegir oficiales, deben ser entrenados en la iglesia, y deben estar listos para trabajar cuando la iglesia está organizada.  Si el pastor nacional no es ordenado todavía, debe ser ordenado antes de anunciar la fecha de la organización de la iglesia.  Los diaconos nuevos pueden ser ordenados el mismo tiempo que el pastor nuevo o puede ser en otro culto después.  Debes buscar los consejos de tu pastor, otros misioneros, su misión, u otros hombres de Dios que tienen una reputación honorable en misiones cuando estás en situaciones que no sabes que hacer.  Es mejor para preguntar y hacer cosas correctas que hacer cosas equivocadas y tratar de arreglarlas después.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *