Misiones en Acción

Hechos 13-21

Hemos visto misiones abandonadas en los primeros capítulos del libro de Hechos como en la Iglesia de Jerusalén quien se enfocaba en los milagros, dinero, y multitudes.  Ellos gastaron todo su tiempo, energia, y dinero en la Iglesia de Jerusalén y no se preocupaban por el resto del mundo.  En los capítulos 13-21 vemos misiones activado como la Iglesia de Antioquía envió a Bernabé y Saulo como los primeros misioneros enviados por su iglesia.

I.  El Personal Para Misiones (Hechos 13:1-4)

A.  Dios les llama

En esos cuatro versículos encontramos como elegir a los misioneros.  Dios no deja a los comités, universidades, convenciones, o seminarios para escoger a sus misioneros.  Aquí en versículo 2 encontramos que un misionero tiene que ser llamado por el Espíritu Santo.  Eso es necesario para cada misionero.  En estos versículos vemos que el Espíritu Santo llama a los misioneros de la iglesia.  Dios no  va fuera de la iglesia para escoger sus misioneros.  Un hombre que no está involucrado en la iglesia dónde está asistiendo tendrá muchos problemas empezando iglesias en otros países.  La Biblia no solamente enseña que Dios llama a los misioneros de la iglesia, sino también a un país o cultura de gente.  Aunque no está mencionado en estos versículos, está muy claro en Hechos 26:16-18 que Dios llamó a Pablo a los gentiles.

B.  La Iglesia Les Envia

No solamente encontramos en ese texto que Dios por medio del Espíritu Santo les llama de la iglesia a un país; pero también vemos  que la iglesia les ordena.  Ellos son enviados por la iglesia local.  Otra vez quiero enfatizar que la Biblia nunca menciona que Dios da el derecho a una misión, comité, seminario o denominación para enviar misioneros.  No quiero que piensen que no estoy de acuerdo con la misión.  No tengo ningun problema que una misión ayude a la iglesia local a llegar al campo misionero, pero no puede enviarles.

No solamente fueron enviados por la iglesia local, ellos recibieron apoyo de la iglesia local.  Otra vez no estoy diciendo que un misionero no puede recibir sustento de su familia o sus amigos, pero Dios le da la responsibilidad del sustento a la iglesia local.  Pablo no levantó sustento antes de ir  al campo misionero como los misioneros hoy en día, pero las Escrituras nos enseñan que había iglesias que le ayudaron en el camino.  Él menciona en Filipenses 4:16 que la Iglesia de Filipos le mandó sustento a él vez tras vez.

Una cosa que un misionero debe aprender es que tiene que confiar en Dios para su sustento, y no solamente en el pastor o la iglesia.  Dios suplirá sus necesidades por medio de la iglesia, pero si un misionero empieza a mirar a los pastores en vez que a Dios, estará desanimado y quizás tendrá un problema teniendo la actitud correcta hacía el hombre de Dios.  No es correcto que un misionero mire a un club u organización mundana para su sustento.  Mira a Dios y espera que proveerá para tu   sustento por medio de la iglesia local.

La tercera cosa que quiero decir es que un misionero no es solamente enviado por la iglesia, apoyado por la iglesia, pero el misionero tiene que someterse a la autoridad de la iglesia local.   El misionero tiene que recordar siempre que la única autoridad que tiene es lo que la iglesia local tiene invertido en él.

II.  El Programa Misionero

Estoy convencido que el papel o la responsabilidad del misionero se encuentra en Hechos 14:21-28.  Aquí hay diez principios simples pero importantes que encontramos en esos versículos.  Esos versículos nos revelan el concepto de la vida y la obra de un misionero.

A. PREDICANDO, Hechos 14:21, “y después de anunciar el evangelio a aquella ciudad.”

Ese es el trabajo más importante del misionero.  Él tiene que predicar.  No quiero mandar a un misionero al campo misionero hasta que ha probado su habilidad de predicar aquí en la iglesia.  Cristo nos manda en Marcos 16:15, “Id por todo el mundo y PREDICAD.”  Pablo envió a Timoteo en II Timoteo 4:2 a PREDICAR LA PALABRA… Otra vez le digo que el trabajo más importante del misionero es PREDICAR LA PALABRA DE DIOS.

B. ENSEÑANDO, Hechos 14:21, “de hacer muchos discipulos”

El segundo trabajo del misionero es enseñar.  Aunque eso es muy similar a la predicación hay una diferencia.  Enseñando amplia el conocimiento, pero predicando pone una orden en la voluntad.  Creo que toda buena predicación tiene un elemento de enseñanza y toda buena enseñanza tiene un elemento de predicación.  Enseñanza trae fuerza y estabilidad.  Predicando trae separación y servicio.

C. CONFIRMANDO, Hechos 14:22, “confirmando los ánimos de los discípulos.”

Eso no es un ritual religioso como están practicando muchas religiones hoy en día.  La Concordancia Strong’s dice que la palabra significa:
1) Establecer ademas de
2) Rendir mas firme, confirmar.  Los discípulos estaban fortificando la fe de los nuevos cristianos por medio de la predicación y enseñanza de la Palabra de Dios.

D. EXHORTANDO, Hechos14:22, “exhortándoles a que permaneciesen en la fe…”

Otra vez la Concordancia Strong’s dice que esa palabra significa: llamar al lado de uno, dirigirse, hablar, amonestar, consolar, animar y esforzar por consolación, consolar, animar, instruir, enseñar.  Esto es el ministerio que un misionero tiene que cumplir antes que su nueva iglesia este lista a enviarle.

E. CONSTITUYENDO ANCIANOS, Hechos 14:23 “y constituyeron ancianos en cada iglesia.”

Aquí otra vez encontramos una parte importante del trabajo de un misionero.  El pensamiento que Dios salvaría a un joven, y le llamaría a predicar debe estar en el corazón del misionero desde el prinicipio de su obra misionera.  No es el trabajo de un misionero llamar hombres a predicar.  Su responsibilidad es orar, predicar, y preparar los corazónes de su gente con una carga por la obra misionera.  La responsibilidad de Dios es llamar predicadores, y será la responsibilidad de la iglesia y del misionero de constituir ancianos (predicadores) para asumir el rol de liderazgo en las iglesias.

F. ORANDO Y AYUNANDO, Hechos 14:23, “y habiendo orado con ayunos.”

Después que el misionero ha constituido u ordenado ancianos, él debe pasar tiempo en oración y ayuno para saber quien será el pastor que Dios constituyó u ordenó.  Eso ayudaría a establecer pastores nuevos en la gracia y la obra de Dios.

G. ENCOMENDANDOLES, Hechos14:23, “los encomendaron al Señor en quién habían creido.”

El trabajo de un misionero básicamente es trabajar hasta no tener más trabajo.  El se va a un lugar y empieza una obra como hemos visto en esa sección.  Su última meta es que vea a Dios establecer una iglesia que es autosuficiente, y una iglesia que se mantiene por si misma.

H.  REGRESANDO, Hechos vs. 24-26,

Cuando esos misioneros habían encomendado la iglesia a Dios ellos regresaron a su iglesia local.

I. INFORMANDO, Hechos 14:27, “y habiendo llegado, y reunido a la iglesia, refirieron cuán grandes cosas había hecho Dios con ellos, y cómo había abierto la puerta de la fe a los gentiles.”

Todavía practicamos eso hoy en día,  cuando un misionero regresa del campo misionero, él visita a las iglesias que le enviaron y sustentaron y les informa de lo que Dios ha hecho.  Algunos dicen que estoy enfatizando demasiado a la iglesia local en la obra misionera pero les aseguro que no estoy enfatizando más que lo que enfatiza la Biblia.  Yo creo que la tragedia de los programas misioneros de las denominaciones es que ellos quitan la carga de misiones del corazón de la iglesia a la oficina principal de la convención.

J. DESCANSANDO, Hechos 14:28, “y se quedaron allí mucho tiempo con los discípulos.”

 Es un tiempo de reunión, informando, y descansando del trabajo arduo del campo misionero.  Aunque hay otras cosas que están involucradas en la obra misionera, estos diez principios básicos deben ser las reglas del ministerio del misionero.

III.  Los Problemas del Misionero, Hechos 13-16

Hay muchas problemas que el misionero enfrenta.  Muchos campos tienen sus propios problemas diferentes.  En estos capítulos del libro de Hechos vamos a hablar acerca de 4 de los problemas mayores que enfrentaron los misioneros.
Primero, en Hechos 13:6-12 vemos que ellos experimentaron oposición por medio de brujería (lee esos versículos).  El diablo no le gusta cuando un misionero esta invadiendo su teritorio.  El luchará en cada manera que puede.

El segundo problema que enfrentaron los misioneros era oposición por medio de conflicto, Hechos 13:13.  Aquí Juan Marcos por una razón que no sabemos regresó a su tierra.  No sabemos que conflictos habían.  Quizás era desánimo o desacuerdos con otros.  Sabemos que cuando Pablo y Bernabé empezaron su segundo viaje misionero Bernabé quería llevar a Juan pero Pablo no quería que el vaya con ellos, Hechos 15:37-40.  Versículos 39-40 dice, “y hubo tal desacuerdo entre ellos, que se separaron el uno del otro; Bernabé, tomando a Marcos, navegó a Chipre, y Pablo escogiendo a Silas, salió …”  Debemos realizar que a véces los hombres buenos no están de acuerdo y deben separarse.

El tercer problema que enfrentaron los misioneros era oposición por medio de la cultura, Hechos 15.  Eso es un obstaculo que es muy difícil para muchos misioneros vencer.  Los judios querían que los gentiles sean circuncidados y que guarden la ley de Moíses.  En otras palabras, ellos querían quedarse con las tradiciónes de su cultura.  Ellos querían seguir haciendo lo que siempre han hecho.  Los misioneros no van al campo misionero a cambiar la cultura, pero si la cultura no está de acuerdo con la Palabra de Dios, ellos deben seguir la Palabra de Dios.

El cuarto problema que enfrentaron los misioneros era oposición por medio de la codicia, Hechos 16:16-24.  La muchacha que tenía espíritu de adivinación estaba dando gran ganancia a sus amos, adivinando.  Cuando Pablo mandó al espíritu salír de la muchacha, ella no seguia adivinando.  Cuando sus amos supíeron que perdieron sus ganancias, ellos echaron a Pablo y Silas en la cárcel.

Antes que salgamos de este estudio, debemos recordar que aunque los misioneros tienen problemas, Dios es mas grande que todos los problemas.  En cada incidente que hemos visto, Dios intervino y dió la victoria aunque había oposiciónes.  Él trabaja en la misma manera hoy en día.  Un misionero será un necio pensando que puede ir al campo misionero y no tener problemas.

IV.  El Puesto del Misionero, Hechos 16:6-10

A. El Espíritu Santo cierra algunas puertas, vs. 6-7

En estos versículos , El Espíritu Santo cierra algunas puertas.  “y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asía; y cuando llegaron a Misia, intentaron ir a Bitinia, pero el Espíritu Santo no se lo permitió.”  Aquí tenemos un ejemplo del puesto del misionero.  Después que Pablo y Bernabé se separaron el uno del otro, Pablo inmediatamente  escogió a Silas cómo su compañero y intentaron ir a Asia.  Cuando él estaba haciendo planes de ir a Asia, el Espíritu Santo interrumpió su plan y cerró la puerta.  Es importante notar que el Espíritu Santo no dió una explicación porque Él cerró la puerta.  También es importante  notar que Pablo no intentó ir contra la guía del Espíritu Santo.  Después que Pablo comprendió que no podía ir a Asia, el intentó ir a Bitinia.  Otra vez, sin explicación, el Espíritu Santo cerró la puerta.

B. El Espíritu Santo abre algunas puertas, vs. 9-10

Después que el Espíritu Santo cerró las puertas a Asia y Bitinia, Pablo se acostó y durmió.  Eso es la mejor cosa que podemos hacer cuando no sabemos que hacer.  Durante la noche el Espíritu Santo habló a Pablo por medio de una visión de un hombre de Macedonia llamando por ayuda.  Antes que viniera la mañana, Pablo era persuadido que el Espíritu Santo abrió la puerta para él a llevar el evangelio a Europa.  Inmediatamente Pablo y su equipo de misioneros viajaron a Macedonia desembarcando en la ciudad de Filipos.  Dios si abrió la puerta a Macedonia y lo de más de Europa.  Debemos recordar que era Pablo que siguió esa puerta que el Espíritu Santo abrió y llevó el evangelio a Europa y a nuestros descendientes.

Es muy importante que honremos la obra del Espíritu Santo cerrando y abriendo puertas.  Un lema que es excelente en cada áspecto de la obra de Dios es “Dónde Dios guía, Dios provee.”  Si abrimos las puertas para nosotros mismos, tenemos que proveer para nosotros mismos.

V.  El Propósito del Misionero, Hechos 16-20

Hay muchas cosas hoy en día que la gente llama misiones.  En el estudio de libro de Hechos capítulos 16-20 vemos claramente el propósito de misiones y del misionero es para empezar iglesias.  Eso se hace en una manera muy simple.  El hombre de Dios, lleno del Espíritu Santo, se va a un lugar dónde Dios le manda y empieza a predicar la Palabra de Dios.  Cuando él está predicando el evangelio, el Espíritu Santo llamará a los pecadores a arrepentirse y a nacer en la familia de Dios.  Cuando las almas sean salvas, el mismo Espíritu Santo usará la predicación de la Palabra de Dios para unir los que son salvos en un cuerpo, y la iglesia..  Las iglesias deben nacer antes que se formen.  Puedes formar una organización pero un organismo debe ser nacido.  Empezando iglesias es el propósito más importante en la obra misionera de Pablo.  Estudia los siguientes ejemplos de eso en estos pasajes:

     A.  En Hechos 16, La Iglesia de Filipos fue empezada
B.  En Hechos  17, La Iglesia de Tesalónica fue empezada
C.  En Hechos 17:13, La Iglesia de Berea fue empezada
D.  En Hechos 18, La Iglesia de Corinto fue empezada.
E.  En Hechos 19-20 La Iglesia de Efeso fue empezada

Un buen ejemplo de Dios empezando una iglesia se encuentra en I Tesalonicenses capítulo 1.  Aquí vemos que Dios llamó a un hombre, Dios confirmó su mensaje, y Dios congrega a los miembros.

5 “Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo, y en plena certidumbre, como bién sabéis cuáles fuimos entre vosotros por amor de vosotros.”
6 “ Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de la gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo:

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *