¿Que son las misiones?

Las misiones no es el ayudar a nuestra hermana o hermano con necesidades en  nuestra iglesia, las misiones son explícitamente  lo que dice la Biblia en Mateo  28:19 y Marcos 16:15, acerca de llevar el evangelio a toda criatura,  misiones no es ayudar a otras personas a realizar cosas dentro de nuestra iglesia. Por si acaso es casi imposible para la mayoría de personas de la Iglesia Bautista “El Faro” ir a Chiclayo a predicar el evangelio, pero el equipo pastoral Macedonia tiene un Misionero en Chiclayo, es el Hermano Rubén Effio. A la Iglesia Bautista “El Faro”, también le es casi imposible predicar en Chivay cada semana, pero tenemos al Hermano  Hugo Cruz que es misionero en este lugar, nos es imposible ir a Mollendo, pero el hermano Héctor del Carpio ya se encuentra allá, entonces nosotros estamos logrando llevar el evangelio a lugares que nos sería prácticamente imposible  sin tener a los misioneros. Esto es lo que son las Misiones, hacer lo que nosotros no podemos lograr dentro de nuestra iglesia.

Tenemos que darnos  cuenta de cuán importante son las misiones, si nosotros estuviésemos por morir y el médico nos dijera que tenemos solamente diez minutos de vida para fenecer, de qué empezaríamos a hablar con nuestros hermanos a nuestro alrededor, no nos pondríamos a hablar de partidos de fútbol, etc., nos pondríamos  a buscar a nuestros hijos, familiares, etc. Y la  última cosa que les diríamos sería algo de gran importancia que podría ayudarles a seguir adelante y a tener éxito en su vida espiritual, si fuera creyente, y si no lo fuera, le hablaríamos de algo que podría ayudarle a superarse en esta vida. Las últimas palabras que habló Jesús estando sobre esta tierra era que deberíamos de llevar el evangelio a toda  criatura, porque Cristo sabía que se iría, sabía  ya no iba a estar aquí en la  tierra,  que eran las últimas palabras que iba a hablar en vida a sus discípulos y les dijo lo más importante en resumen de todo lo que les había enseñado y su deseo de que fueran a todo el mundo a predicar el evangelio a toda criatura, eso nos debe de demostrar la importancia de misiones, otro punto que debe de demostrarnos la importancia de las misiones es el hecho de que nosotros que somos salvos, lo somos porque alguien vino como  misionero a nuestro país trayendo el evangelio, tal vez puedes decir que contigo es diferente, de que tu pastor es peruano y él te guió a conocer a Cristo, pero si nos ponemos a estudiar las generaciones de personas que aceptaron a Cristo,  la mayoría de nosotros estamos acá porque un misionero un día nos habló del evangelio o habló a alguien del  evangelio, qué sería de nuestras vidas si  no habría misiones. Misiones se resume muy bien en una carta que recibí de uno de los jóvenes de la iglesia  a quien Dios había cambiado, él dijo: “hermano: Chris yo fui un borracho al que todo mundo le decía que no valía para nada, Cristo me ha salvado, él me ha cambiado,  ahora yo tengo que ir a  predicar el evangelio sabiendo que hay más borrachos que pueden aceptar a Cristo y ser utilizados por él”, sabes éste es el propósito de las misiones.

¿Cómo puedo ayudar a las misiones, si no hay dinero ni para mi sueldo?

La manera de tener éxito en cuanto a misiones es un programa que llamamos una promesa de fe, lo que se hace es en una Campaña Misionera o aún en los cultos de tu iglesia sacas tarjetas de promesa de fe.

Primeramente, esta promesa de fe es una promesa que haces a Dios  y es una promesa de fe, por lo tanto pides a tu gente que pasen tiempo orando pidiendo a Dios que les muestre su  voluntad en cuanto a esta promesa que van a hacer a Dios, van a hacer una promesa por Fe para que cumplan con lo que se han propuesto en cuanto a misiones. Entonces ¿cómo puedo  ayudar si no tengo dinero ni para mi sueldo?, empieza un programa que se llama Promesa de fe, en una  tarjeta escribe: Yo___________________________(el nombre de la persona), después de haber orado creo que es la voluntad de Dios  para mi vida que dé tanto dinero semanalmente a la Iglesia para el Programa de misiones.

Ahora  tú dices, hermano si ni puedo lograr que diezmen, el hecho es que si  les animamos a dar promesa de Fe empezarán dando bien a todo lo que es diezmos, porque lo primero que les decimos es: el primer deber del   creyente es diezmar, pero ¿cuándo debe empezar a dar su promesa de fe?, apenas haya aceptado a Cristo, porque nosotros queremos que otros puedan tener el  evangelio como nosotros lo hemos  tenido, el evangelio nos ha salvado y nuestras vidas  han sido cambiadas, hay vidas que no conocen a Dios ni han cambiado, ellos están condenados. Aparte de eso otra cosa que  te ayudará es que cuando viene un Misionero a tu iglesia y  tú dices a tu gente: “hermanos tenemos que tratar bien al hombre de dios, por eso vamos a  darle una ofrenda de Amor, por eso vamos a tener una Promesa de fe y vamos a darle semanalmente tal cantidad de dinero”, tú dirás hermano: “pero no me pagan bien a mí todavía”, el hecho es de que si tú hablas así a tu gente de cuidar al hombre de Dios que es el misionero la mayoría de ellos sacarán sus cuentas de que tu también eres el hombre de Dios en el lugar donde Dios te ha puesto, y por lo tanto tienen el deber de cuidar a su pastor también. Esta promesa de fe ayudará a salir adelante a tu iglesia en cuanto a ayudar a misiones, también les dará una buena actitud de saber están ayudando a llevar el evangelio a toda criatura.

¿Como puedo escoger a los misioneros adecuados para que mi iglesia les pueda ayudar?

Primeramente debemos darnos cuenta de que el Ministerio del misionero a quien ayudamos es una extensión de nuestra iglesia, por lo tanto deben ellos de creer  como nosotros creemos, deben levantar una iglesia de la cual nos podamos sentir orgullosos, de que está sirviendo a Dios como debería de servirle. Por si acaso nuestro Señor Jesucristo también tuvo mucho cuidado al escoger, él dijo a sus discípulos que vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura, pero quedaos vosotros aquí hasta que seáis investidos del poder desde lo alto (Hechos 1). Dios también se dio cuenta de  la importancia de cómo cumplir con misiones, de si tan solo era el hecho de mandar a un misionero, o también la manera en que lo ibas a mandar, el motivo por el cual lo enviabas y  cómo debía funcionar todo; en este aspecto el misionero debe estar levantando una iglesia con la que nosotros y nuestra iglesia podamos identificarnos. Cristo dijo  que  les estaba dando una obra bien  grande para hacer, tenían que hacerlo ellos, no sus hijos, ni sus nietos, ni  ningún otro familiar, debían llevar el evangelio a toda criatura, pero quedarse antes allí, imagínate, si tú hubieras sido quién debía hacer todo eso, y ¿es un trabajo bien grande y difícil? ¿no?, pero te diga: “quedaos hasta que seáis revestidos del poder de lo alto”; Cristo tenía su proceso de selección de misioneros, nosotros también lo debemos de tener, harán la obra de una manera en la que nosotros estaremos de acuerdo, una iglesia de la que puedas decir: “
sabes, yo estoy de acuerdo con lo que está sucediendo allá y estoy  contento de cómo Dios está bendiciendo a la iglesia”.

En cuanto a seleccionar a los misioneros, la Biblia dice que “¿cómo andarán dos juntos si no estuvieren de acuerdo?”, el pastor tiene como deber orar por los misioneros, pero deben de estar de acuerdo y nosotros también con el misionero  en lo que Dios está haciendo en y por medio de sus vidas.

Es una buena idea tener a misioneros que no están siempre en la iglesia, para estar ayudando, esto hará que la gente al  verlos una vez al mes, dos meses  o cada   tres  meses, aúnque aparentemente el progreso no se  ve, y hay un dicho peruano que dice: “el pez no se da  cuenta de que está en el agua”, la gente que está en tu iglesia están escuchando informe tras informe que les hace pensar que no están creciendo y Dios no está haciendo mucho en el lugar donde están, igual que tu iglesia muchas veces no nos damos cuenta que estamos creciendo, entonces les ayudará ver a alguien de fuera de su iglesia que les pueda dar mas ánimo a tu gente para poner o dar a misiones.

¿Cuando debo de empezar a ayudar?

El deber del creyente es desde el comienzo, “…Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:13), pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros  el Espíritu Santo,  y me seréis testigos en Jerusalén , en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”(Hechos 1:8). Jesús dijo que no solamente a nuestros vecinos, a nuestros primos, tíos, amigos, etc., sino a todo el mundo, pero tú dirás: “hermano me es imposible ir por todo el mundo a hacer lo que Dios nos ha mandado”, ¡no!, no es imposible, se puede hacer por medio de la Promesa de fe por medio de las misiones. Por si acaso la Biblia no dice que prediquen el evangelio  (ni les dijo a los apóstoles) dentro de tres años, es cuando apenas tú aceptas a Cristo en tu corazón, dice la Biblia. Cómo se puede hacer esto, por medio de las misiones, por eso tenemos que hacer una buena promesa de fe decir Dios esto es lo que yo voluntariamente pienso dar a misiones este año.

¿Como puedo tener una campaña misionera exitosa?

Mucho tiene que ver con la presentación que tú das a los misioneros antes de la campaña misionera, deben tener un lugar donde deben ir colgado sus cartas, donde el Pastor subraya una parte de la carta para animar a la gente a leerlo,  y para que ellos vean lo que Dios está haciendo en ese lugar, deben tener un gran lugar visible donde la gente vean y digan: “sabes: esta de la Promesa de Fe dedicado a misiones”, esto les demostrará la importancia de Misiones.

Invita a misioneros que saben  presentar lo que están haciendo con ánimo, muchas veces invitamos a misioneros que no saben presentar lo que están haciendo, entonces debemos tener cuidado con ello, porque si presentan correctamente la gente se animará, estarán con ganas de seguir adelante. Si tienes misioneros que son buenos en su misión, pero que no saben presentar la obra que están haciendo dales sólo cinco minutos para que digan lo que Dios hace en su Iglesia. Luego saca una carta y de sus cartas da un resumen y comienza a decirles con mucho entusiasmo para animarles a hacer más, además junta canastas para ellos en la conferencia misionera, ahí se les hace entrega y al  terminar la conferencia ellos salen con una canasta de ayuda, la llamamos “La Canasta de Amor”, una canasta que les demuestre que les amamos y apoyamos en el lugar donde están y que pensamos en la obra donde se encuentran.

Hay muchas cosas que podemos hacer para tener una buena campaña misionera, es necesario tener una campaña misionera por lo menos una vez al año, para animar a la gente, muchas veces lo están, pero de pronto se olvidan de su promesa de Fe, entonces después de un año volvemos a hacer una Campaña igual, para que la gente lo recuerde, se anime y vaya renovando su promesa y aún vayan poniendo más de lo que pusieron antes en cuanto a misiones. invita a un predicador que sepa explicar y predicar bien lo que estamos haciendo en cuanto a misiones, el hecho es que a veces invitamos  a alguien que no sabe explicar lo que estamos haciendo; se pueden parar adelante, predicar un mensaje acerca de llevar un mensaje de llevar el evangelio; pero nunca pueden explicar bien lo que es una Promesa de Fe, nunca explican el deber del creyente en cuanto dar de Misiones o nada de eso. Invita a una persona que entienda y sepa cuál es su deber en cuanto a esta campaña y en cuanto a mostrar a la gente cómo y cuánto deben de dar, cómo es posible de que ellos puedan dar a Misiones.

¿Que se debe de esperar del misionero?

Primeramente, se debe esperar una carta mensual para mantenernos al tanto de lo que Dios está
haciendo en su vida y en la obra, sino  tenemos esta carta no podemos mantener a la gente informada y animada, para estar dando a  misiones, nosotros tenemos el deber de seguir animando a nuestra gente a dar para misiones, si les animamos la gente dará. Hay un dicho que dice: “recibirás lo que honras”, honra a los misioneros, honra lo que ellos están haciendo y la gente aprenderá a dar para ese misionero.

  Por Christopher Gardner

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *