Tecnología es muy útil y de mucha ayuda para las iglesias, empresas e individuos. Permite que uno tenga la librería más grande en el mundo simplemente entrando en internet. La computadora y el internet ofrecen herramientas impresionantes para estudiar, preparar mensajes y crecer en la vida personal. Hay celulares y computadoras de bolsillo que facilitan internet, tienen cámaras, guardan el calendario y apuntes personales, que permiten grabar video y audio y mucho más.

La tecnología es tan impresionante que podemos hacer todo en menos tiempo. La tecnología puede ser aprovechada y usada para el bien, pero la triste verdad es que la tecnología no controlada puede ser un aguijón tremendo en la vida del obrero de Dios. Abajo verás unas precauciones para que la tecnología no sea de obstáculo sino de bendición en tu vida:

El Uso Excesivo de la Tecnología = Abuso

El internet achica el mundo: con e-mail se puede hablar con alguien que vive muy lejos, con Facebook puedes ver amigos con quienes perdiste contacto, con Twitter se puede saber lo que otros están pensando y haciendo, con mensajes de texto se puede hablar con una persona constante sin gastar mucho dinero y con teléfonos en red se puede hablar todo lo que uno quiere sin gastar. Todas estas cosas son buenas, pero pasar mucho tiempo mirando la computadora o hablando por teléfono puede ser mas pérdida de tiempo que cualquier otra cosa.

Es impresionante las horas realmente que pasa una persona hoy en día enfrente de la televisión o mirando páginas en internet. El exceso de uso  puede hacer a una persona perder mucho tiempo. El obrero de Dios debe usar la tecnología para avanzar, pero debe tener cuidado que no venga a ser un ladrón de su tiempo.

Los Ojos Abiertos por la Tecnología = Alma Lastimada

El internet te permite ver gratuitamente tantas cosas que no afectan la billetera, pero si afectan el alma. El Salmista dijo “No pondré delante de mis ojos cosa injusta” (Salmo 101:3). Nunca pensaríamos en mirar a un hombre matar a una persona en la calle, pero por medio de la tecnología lo vemos. Nunca pensaríamos en invitar a una mujer con poca ropa a bailar en la casa, pero por medio de la tecnología lo permitimos. Lo que miramos afectará nuestra alma.

Job dijo “Hice pacto con mis ojos; ¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen?” (Job 31:1) y en los siguientes versículos habla de cómo sufriremos y seremos quebrantados por mirar lo que no debemos. Cada obrero de Dios debe guardar sus ojos para poder guardar su alma.

La Tecnología te Provee de Internet Libre = Chicos en Peligro

Jamás dejaría un papá pasar peligro por la puerta de su casa, pero por medio de la televisión e internet, estamos dejando mucho peligro entrar en la casa. Cuando dejamos que la televisión, juegos de internet o navegación de internet cuiden a nuestros hijos, estamos buscando problemas. Chicos están jugando juegos o chateando de cosas que lo padres ni saben.

Si permitimos que la tecnología educa a nuestros hijos, no nos podemos quejar más adelante cuando salen con ideas equivocadas de homosexualidad, violencia, evolución, que no hay Dios, etc. Dios dio claramente la responsabilidad a los padres de enseñar a sus hijos de Dios (Deuteronomio 6:6-7). Padres, que Dios nos ayude a controlar lo que nuestros hijos miran y hacen para no estar avergonzados mas adelante en la vida.

La tecnología puede ser una herramienta muy útil en la vida de un obrero de Dios… o puede ser una pesadilla y obstáculo en su servicio para el Señor. Que Dios nos ayude a cuidar como usamos la tecnología y que guardemos nuestro tiempo, ojos e hijos de lastimarse con el abuso de la tecnología.

IMAGEN:

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja un comentario