Adulterio – Mateo 5:27-30. En el Nuevo Testamento el Señor señala que al adulterio no se comete únicamente por el acto en sí, sino también por mirar a una mujer para codiciarla, dando a entender que la sed de este, como de todo pecado, está en el Corazón.

Adulterio: Relación sexual entre una persona casada y otra que no sea su cónyuge legal.

Fornicación: Relación sexual voluntaria entre personas no casadas. El Cuerpo es templo del Espíritu Santo, Pablo exhorta a los creyentes a que huyan de la fornicación (1 Co 6.18; cf. v. 13). Aquí el término se refiere a toda inmoralidad del cuerpo, y Cristo dijo al respecto que toda inmoralidad sexual tiene su origen en el corazón del hombre (Mt 5.28; Mc 7.21); por tanto debemos cuidar del corazón (Pr 4.23; Jer 17.9).

El propósito del sermón es evitar el adulterio y elevar la santidad del matrimonio.

Huid de la fornicación

Huid del adulterio

1. Mandamiento Claro  27

Una afrenta que nunca se borra Proverbios 6:32-33 Cristo puede perdonar el pecado pero siempre tendrá cicatrizs.

La pena Levítico 20:10 Bajo la Ley de Moisés este pecado se castigaba con la muerte, ya fuese por apedreamiento o fuego

Sé leal a tu pareja  Malaquías 2:14-15

2. La Mira codiciosa  28

Debes tener tu propia mujer  I Corintios 7:1-5

Que ella sea tu velo  Génesis 20:16

Cuidando a los ojos, programas, revistas, otras mujeres, Job 31:1, Proverbios 4:25

Controlando los pensamientos Filipenses 4:8, Romanos 12:2

Citando versículos de memoria Santiago 1:21, 4:7

3. La Mujer Coquetea

Cuidado como se habla Proverbios 6:24, 2:16, 5:3, 7:5, 21

Cuidado como se anda  Proverbios 6:25, II Pedro 2:14, Isaías 3:16

Cuidado como se viste  Proverbios 7:10 I Pedro 3:3-5, I Timoteo 2:9

4. Es Mejor Cortar 29-30

Arregla tus prioridades, es mejor perder una parte del cuerpo que sufrir las consecuencias de tal pecado

Paga el precio para seguir a Cristo

Reconoce el costo del pecado para ti, tu familia, y tus hijos

Jóvenes, esperen a Dios.  El te tendrá una pareja en el momento oportuno

El adulterio es un pecado contra la santidad del hogar al que todo hombre está expuesto. Por esta razón, siempre se debe tener muy presente la advertencia de Cristo (Mt 5.27, 28).  Debemos elevar la santidad del hogar y el matrimonio.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Deja un comentario