Ofrenda Misionera 1 Corintios 16.1-4 (Explicación)

Básicamente, una ofrenda misionera es una ofrenda recogido de la iglesia para enviar de este iglesia a alguien quien está sirviendo a Dios en otro parte.  Este ofrenda tampoco no es un parte del diezmo, pero es dado de la 90 por ciento de nuestro ganancia.  Para estudiar la ofrenda misionera, vamos a ver I Corintios 16:1-4.

En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia.  Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.  Y cuando haya llegado, a quienes hubiereis designado por carta, a éstos enviaré para que lleven vuestro donativo a Jerusalén.  Y si fuere propio que yo también vaya, irán conmigo.

Ofrenda Misionera 1 Corintios 16.1-4 (Explicación)

Aquí tenemos las instrucciones de la ofrenda misionera.  Cuando yo era un joven yo era enseñando que este pasaje estaba hablando acerca del diezmo, y lo creí por muchos años.  Cuando empecé a estudiar eses versículos, el Espíritu Santo me reveló que eses versículos no están enseñando acerca del diezmo, sino la ofrenda misionera.  Es una ofrendo recogido  de la Iglesia de Corinto que no era usado por la Iglesia de Corinto sino que debe ser enviado de la Iglesia de Corinto a los santos sirviendo a Dios en Jerusalén.  Después que estudié eses versículos descubrí que eses versículos nos revela el plan de Dios para misiones.

Cuando estamos estudiamos el versículo uno, aprendemos muchas cosas.  Primera, vemos que es una colección “para los santos.”  Los diezmos no son recogidos por los santos, pero de los santos.  La segunda cosa que vemos es el frase, “haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia.”  Nota la palabra ordené.  Pablo no usa la palabra ordené como está hablando acerca de  unas instrucciones.  El usa la palabra ordené para significa una sistema o plan.  Él está enseñandónos cuando estaba viajando por Galacia estableciendo iglesias, el también estableció una sistema donde cada iglesia dio para sustentar la obra de misiones.

En la frase, “haced vosotros también.”  Él instruyó  la Iglesia de Corinto a desarrollar el mismo tipo de programa misionera.  Debemos que reconocer que aunque Pablo escribió este epístola a la Iglesia de Corinto, el Espíritu Santo ha puesto en la Biblia para enseñarnos que cada iglesia, también las iglesias hoy en día, debe desarrollar la misma sistema de dar a misiones.  Es triste para ver tantas iglesias que están ignorando dando a misiones completamente, y muchos de ellos que dan solamente lo hace para no sentirse culpables.  Ellos cantan, “Ganan los perdidos a cualquier costo.” Pero no dan ni un centavo a misiones.  Muchas iglesias tienen más énfasis en misiones en el letrero de su iglesia que ellos tienen en sus cultos.

Antes que vemos el versículo dos, debe decir que la mayoría de nosotros quienes han crecido en la Iglesia, creció debajo de la influencia de un programa misionera de una denominación.  Si era un Bautista, probablemente creció debajo de la influencia de la Convención de las Bautistas Sur, u otro grupo de Bautistas.  Eses programas misioneros de los denominaciones hurten la causa de misiones en dos maneras.  Primeramente ellos sacaron la carga de misiones del corazón de la iglesia al local central de la convención.  Yo crecí en una Iglesia Bautista de la convención que sustentó su programa misionera, pero era un adulto antes que vi un misionero por la primera vez.  No puedes tener una carga por gente que nunca has visto y nunca escuchas nada de ellos como puedes tener para gentes que conoces personalmente y con quien tienes correspondencia.

La segunda cosa que un programa misionera de una denominación hace es que ellos enseñan que sustentando a los misioneros es una opción.  Los líderes de las denominaciones sabían que no podían esforzar sus iglesias y miembros a apoyar en su programa misionero.  Ellos solamente pueden pedir a sus iglesias a sustentar los misioneros.  Cuando estaban haciendo eso, ellos estaban enseñando a la gente que misiones era una opción y no era un mandato entonces nos crecimos pensando que sustentando misioneros era una opción y no era un mandato.  Aunque no era un miembro de una iglesia de una denominación, este filosofía ha influido  como piensa las iglesias que son Bautistas Independientes acerca de dando a misiones.  Dios no dejó una opción que debemos evangelizar el mundo, pero si nos dio un mandato para evangelizar el mundo.

Ahora vamos a ver el versículo dos.  Vamos a ver cuatro cosas acerca del orden de dar a misiones como Pablo hizo en eses iglesias.

¿Quieres Recibir Lo Último del Blog?

Te lo enviaremos a tu correo electrónico. No es genial?

  1. Tiene que ser dando sistemático, “Cada primer día de la semana.” Aquí vemos que debemos dar seguidamente.  Este no significa que Dios no lo recibirá si le da Miércoles en la noche u otro día de la semana.  Les enseña que como nosotros debemos diezmar seguidamente, también debemos dar de nuestra ganancia una ofrenda misionera seguidamente.  La razón dado por eso es, “Para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.”   Cuando estamos dando sistemáticamente a la iglesia, la iglesia tendrá el dinero que necesita cada mes para enviar a los misioneros sin pedir más dinero de la gente.
  1. Todos debe estar involucrados.   “cada uno de vosotros.” Este significa que cada miembro de la iglesia debe dar a misiones.  Todos son involucrados.  Cada miembro de la iglesia debe dar algo.  Yo sé que la mayoría de los miembros de las iglesias no saben eso, pero cuando estamos parado ante el tribunal de Cristo, vamos a ver que dando a misiones no era una opción pero un mandato.
  1. Cuando dando a misiones cada persona debe ver como Dios “haya prosperado” y dar de acuerdo con eso.  No todos puede dar la misma cantidad; los niños no pueden dar la misma cantidad que sus padres; los pobres no pueden dar la misma cantidad como los ricos, pero todos puede dar algo.
  1. En los versículos 3 y 4, vemos otra vez el principio que es enseñado por toda la Biblia. Como el dinero para los misioneros era recogido de la Iglesia de Corinto y enviado de la iglesia a los santos sirviendo Dios en Jerusalén, también hoy en día debemos dar nuestras ofrendas misionera a la iglesia local para mandar a los misioneros.  Dios no estableció otro agencia en la Biblia afuera de la iglesia local para llevar acabo la Gran Comisión.

 

,

No comments yet.

Deja un comentario