La Crianza de los Hijos

La Crianza de los Hijos. Este tema en mi opinión es uno de los temas más importantes que podemos hablar. Sin duda alguna, los hombres y las mujeres aquí presentes estarían de acuerdo conmigo al decir que el trabajo mas importante que Dios les ha dado es la de tener una familia cristiana y criar a sus hijos en el temor de Jehová. Pero lo triste es que la mayoría confirman esto con sus palabras hasta lo dirán desde el púlpito pero en sus casas no hacen lo que deberían con sus hijos. Sin duda alguna una de las tareas más importantes que Dios nos ha dado es el de criar a nuestros hijos correctamente, pero el problema que tenemos es que hay mucho que hacer aparte de su crianza. Vamos a hablar acerca de algunas cosas que puede hacer el hombre de Dios y la esposa del hombre de Dios para criar correctamente a los hijos que Dios les ha dado. Yo siendo el profesor no tengo hijos, y esto puede parecerles un poco raro, pero lo que quiero decirles, no se los voy a decir desde el punto de vista de los padres sino de los hijos. Siendo hijo de un hombre de Dios desde que nací, puedo decirles algunos de los sentimientos y pensamientos por los que pasan los hijos del hombre de Dios.

Sin duda alguna, una de las cosas mas difíciles para cualquier padre secular o creyente, predicador o miembro de una iglesia es tratar de criar a sus hijos. Pero al hablar del Pastor, las cosas se tornan aun más difíciles. No solo tiene que tener un trabajo específico dentro de la iglesia, sino que también tiene que estar dirigiendo a la reunión de Jóvenes, guiando a la reunión de damas, restaurando al que ha caído, tratando de ayudar al que esta por caer para que no caiga, predicar Domingo en la mañana como también en la noche y no nos olvidemos de que tiene que enseñar a la clase de Escuela Dominical sin mencionar que tiene que tener una reunión con los maestros para asegurarse de que todo esta bien y también preparar las lecciones para los hermanos que están ayudando. También es su trabajo predicar los miércoles o jueves en la noche, y sin duda alguna la gente esta esperando un buen mensaje de la Palabra. Todo esto sin mencionar a una madre molesta por algo que otro niño le hizo a su hijo sin que el pastor se diera cuenta, y aun no mencionamos al niño que se perdió de alguna ruta. Solo tener que leer de ALGUNAS de las cosas que el pastor hace en su iglesia, me hace cansar. Pero por encima de todo esto, la gente de su alrededor, la gente de su iglesia, también consideran que el pastor debe tener una familia ideal, pero ¿con que tiempo lo puede lograr?. Aquí procuraremos ver algunas ideas de lo que espera tu hijo.

Yo no fui llamado a este ministerio.

Acuérdate que Dios no llamó a tu familia para hacer la obra que te ha llamado a ti a hacer. Sin duda alguna tu familia debe seguirte haciendo lo que Dios te ha llamado a ti para que hagas, pero acuérdate que no tiene ni sentido esperar que tu hijo tenga la misma pasión por tu ministerio que tu tienes. Dios no le llamó a ser predicador, misionero o evangelista. Esto es algo que como padre lo debes entender, que bendición que Dios te llamó a ti, pero porque tengo yo que seguirte a ti en lo que Dios te ha llamado a ti a hacer. De repente sería buena idea de parte tuya enseñar a tu hijo lo que Dios dice acerca de la persona que obedece y sigue las instrucciones de la persona que Dios ha puesto como autoridad en su vida personal.

Pero yo no quiero ser diferente

Uno de los errores mas grandes que hacen los pastores es decirles a cada rato a sus hijos que ellos se tienen que comportar de esa manera porque ellos son los hijos del pastor. Ese nunca debe ser la razón por la cual ellos tienen que hacer algo, más bien debe ser su deseo el ser un buen creyente. En otras palabras padre, enseña a tus hijos como ser buenos creyentes, en vez de estar diciéndoles a cada rato de que lo tienen que hacer porque son hijos de pastores. Acuérdate, yo nunca pedí ser hijo de pastor, solo quiero ser como los demás. No quiero ser tratado diferente, quiero que me traten normal. Porque cada vez que yo me acerco a la gente y están en una conversación se callan. Odio ser tan diferente, trátame como si fuera lo que soy, soy una persona nada más.

¿Otros tienen papá ¿porque yo no?

Una de las dificultades para el hijo del hombre de Dios será el de tratar con el hecho de que su papá no tiene mucho tiempo para él. Antes, ya hemos hablado de algunas de las responsabilidades que tiene el pastor. Con todo lo que tiene que hacer el pastor, se le hace difícil pasar tiempo con su familia como debería. Esto no excusa la falta del padre, pero si nos da una perspectiva mejor de lo que vive el hombre de Dios. No es como el carpintero, gasfitero, chofer u otro, el trabajo del pastor, nunca termina, siempre está a la espera de otro problema o dificultad que tiene que tratar. Si eres miembro de una iglesia y no pastor, asegúrate de proteger a tu pastor para que tenga un día libre para pasar tiempo con su familia. Padre procura pasar una buena cantidad de tiempo con tus hijos. Tú dices: hermano no hay tiempo, no puedo, no existe manera. Pero si tienes tiempo para jugar fútbol, mirar el mundial o tratar con un hermano con el cual no sabias que ibas a tener qué hablarle. No entiendes la urgencia de pasar tiempo con tus hijos. Es más importante que cualquier otro ministerio que tienes. Pasa tiempo con ellos y que sepan que no solo hablas de que les amas sino que les amas en realidad.

¿Porque todos siempre me miran?

Otras de las cosas por las cuales pasa el hijo del hombre de Dios es que la gente siempre les mira y esperan más de él que de los demás. Yo de niño y de joven quería muchas veces decirles a las personas, yo no soy perfecto. Yo no soy el súper creyente, el súper creyente es mi papá no yo. No esperes que tu hijo sea perfecto, no lo será, solo enséñale cómo amar a Dios y cómo ser el creyente que debe de ser para su Dios.  No esperes perfección, espera que haga lo que Dios quiere que haga con su vida.

¿Porqué no tiene tiempo para mi, pero si tiene tiempo para los borrachos, rateros y mentirosos?

Yo me acuerdo de niño pensando que si sus discípulos caían, entonces podría yo pasar más tiempo con mi papá, por lo tanto me alegraba cuando lo hacían, pero después me daba cuenta que pasaba aun más tiempo con ellos después de que habían hecho algo que no deberían haber hecho. En otras palabras, el hombre de Dios tiene tiempo para la persona que ha robado dinero de los diezmos y ofrendas, el hombre que se ha emborrachado, la mujer que ha fornicado pero yo que no he hecho nada de esto, no tiene tiempo para mí.

¿Porqué no me pueden ver a mí sino que siempre ven al hijo del Hombre de Dios?

Yo soy una persona con gustos y deseos propios. No soy una copia de carbón de mi papá, soy una persona con deseos y creencias propias de lo que Dios quiere de mi vida.

No quiero ser discípulo, quiero ser hijo.

Una de las peores cosas que un padre puede hacer, es pedir que su hijo sea su discípulo. Si el hijo tiene deseos de ser un discípulo que bien, pero ten cuidado, es tu hijo, no tu discípulo. Acuérdate de qué se trata el discipulado: pasar tiempo con hombres y mujeres y enseñarles como eres tú. No se tiene más oportunidad de hacer eso con otras personas que con tu hijo. Ahora, ya estoy en el ministerio a tiempo completo por más de 10 años, y ahora sin querer hago cosas que son de mi papá. Cosas que ni me procuró enseñar, cosas que suceden naturalmente porque uno es hijo. Desarrolla tu relación de padre, y después poco a poco el de discípulo. Tu hijo de repente no tiene ganas ahora de estudiar el libro de Daniel y Apocalipsis pero si tiene ganas de patear una pelota contigo. Acuérdate de una cosa, tu hijo tiene derecho de desear eso.

¿Papá tengo que ir? mi sueño no es desarrollar tu ministerio

Acuérdate: cuando eres llamado a algún otro lugar, tus hijos ya tienen una vida desarrollada en el lugar que están, va a ser un poco difícil salir del lugar de donde están. Cuando Dios llamó a mi papá a Perú, yo estaba contento en los Estados y mi papá me dice que vamos a ir a un lugar que ni sabia donde estaba. Me dolió mucho porque no quería ir, no significa que mi papá no debía venir aquí, pero el padre debe entender que sus hijos de repente no van a tener el mismo entusiasmo que él de salir a hacer la obra que Dios le ha llamado a hacer.

Todos piensan que nuestro hogar es perfecto,…. si solo supieran.

Este es una de las cosas más difíciles para el hijo del pastor. Mi papá predica acerca de cómo debe ser la familia pero pelea con mi mamá. Hay muchas cosas que debes hablar con tus hijos explicándoles que tú tampoco eres perfecto pero tratas de hacer mejor cada vez lo que Dios pide de ti.

¿Porqué siempre debo comportarme como un viejo?

El hijo del pastor pasa tiempo en casa de miembros de la iglesia etc. Ten mucho cuidado en tener esperanzas acerca de tu hijo que son ilógicos. En otras palabras no esperes que tu hijo se siente a los 2 años, por 6 horas a escuchar cultos.

Al decir todo esto, no te vayas con la impresión de que hay que malcriar al hijo del hombre de Dios. He estado en casas con gente que no tienen ni idea que Dios también espera que sus hijos se comporten bien, y eso es pecado de parte de los padres, pero a la misma vez seria buena idea entender los pensamientos del hijo del hombre de Dios para criarlo conforme a lo que Dios quiere que hagamos. Acuérdate padre y madre que la tarea más importante que te fue dado fue el de criar a tus hijos tras de ti.

Doy gracias a Dios por mi padre que me enseñó a seguirle en lo que hace. Debo mucho del éxito que Dios me ha dado al hombre de Dios en mi vida.

Deja un comentario