Ideas para el Primer Año de la Plantación de Iglesia (5 de 5)

 

Planee una Gran Conferencia Evangelística.

Alquile una carpa o un salón de recepciones y haga a lo grande su empresa evangelística. ¡Promociónela! Cuando atrae a una multitud hace que el Evangelio se difunda en gran forma así como le hace conocer a la gente la presencia de su iglesia.

 

Series. 

Planee y difunda una serie sobre temas necesarios e interesantes. Brinde lo que la gente necesita, capture su atención. Sea un pescador sabio. Temas como la familia, creación, matrimonio, hijos, finanzas, aprender a orar, cómo tener éxito, etc. capturan la atención de la gente y son muy necesarios.

 

Ponga Anuncios Pequeños en el Periódico.

Uno sobre su iglesia y otro quizás sobre el comienzo de una serie pequeña que le pueda interesar a la gente.

 

Use Publicidad en los Exteriores.

Ponga la dirección de su página web, horarios e información en las ventanas y paredes exteriores del edificio. Ponga un gran letrero que se encienda de noche donde se encuentre el nombre la iglesia así como la información.

 

Obreras en la Cuna.

Asegúrese de conseguir obreras para la cuna de inmediato. Puede usar voluntarias y enseñar a su gente de inmediato. Puede pagarles a personas ajenas para que cuiden de los niños, pero asegúrese de tener personas en la cuna desde el principio.

 

Estacionamiento para Bicicletas.

Ponga una estructura para bicicletas empernada al cemento que se encuentre en los exteriores de la iglesia. Esto resultará atractivo para las personas que vengan en bicicletas o motocicletas.

 

Rutas de Transporte.

Averigüe qué buses o sistemas de transporte pasan por su iglesia y ponga esa información en sus folletos, página web o en otros lugares para que la gente sepa cómo llegar a su iglesia.

 

Puntos de Predicación y Estudios Bíblicos.

Empiece puntos de predicación y estudios bíblicos a lo largo de la ciudad. Esto le da una oportunidad para conocer gente y luego invitarlos a la iglesia. También le da la oportunidad de llevar a cualquier joven que está capacitando y darle la oportunidad de que se involucre en el ministerio. Las familias de la iglesia pueden invitar a sus amigos a sus casas y así puede ir y compartir el Evangelio o realizar una lección de discipulado por una hora.

 

Campaña.

Planee una campaña de evangelismo, saturando toda un área, una vez cada tres meses o un par de veces al año. Puede pagar gente (en muchos países hay personas que reparten volantes sobre restaurantes, algunas veces hay empresas dedicadas a esto) o puede realizarla con su iglesia y voluntarios. Es un gran momento para sembrar el Evangelio así como dar a conocer la iglesia.

 

Noches de Película.  

Planee un servicio en el que invite a gente para ver exclusivamente una película evangelística (hay varias películas cristianas buenas que puede usar). Haga volantes, prepare palomitas de maíz, bocadillos y luego lance un desafío breve después o incluso durante la película (detenga la película en cierto punto y dé alguna explicación). Anuncie el Evangelio claramente y envíe a cada visitante a casa con un paquete (folletos, boletines, lapiceros y una carta de agradecimiento del pastor).

 

Cartas de Agradecimiento.

Cada vez que alguien visite la iglesia consiga su dirección y hágale seguimiento dentro de la semana enviándole o llevándole personalmente una carta de agradecimiento por visitar la iglesia. Esto es un contacto extra y queda casi garantizado que el visitante regrese por lo menos una vez más. Un hermano en Argentina dijo que estuvo muy impresionado al recibir una carta personal de nosotros y es así que regresó a otro servicio… ¡y ahora está pastoreando!

La mayoría de los países no envían cartas personales (aparte de las cuentas), entonces esta carta de seguimiento es muy efectiva.

 

Visitas/Evangelismo en Hospitales.

Vaya a los hospitales locales y reparta una pequeña bolsa con regalos que contenga un folleto, agua embotellada, un paquete de goma de mascar o caramelos de menta. Es muy efectivo y estimado porque la mayoría de la gente no recibe regalos gratis. Mi esposa ha pasado por la sección de recién nacidos de los hospitales repartiendo pañales con una invitación para la iglesia y ha sido muy bien recibida.

 

Tractos y Literatura Cristiana en Su País.

Busque una Sociedad Bíblica, Unión Bautista o librería cristiana o algún otro punto cristiano en su país (sea una locación en la web o física). No tiene que estar de acuerdo con lo que ellos creen, pero le pueden ofrecer algunos tractos y otros materiales que puede usar. Antes de traducir sus propios tractos (u otros materiales) vea lo que tienen disponible, no tiene que reinventar la rueda cuando puede tomar prestado la obra de otros. Puede comprarse un sello barato donde se encuentre la dirección e información de la iglesia para que pueda ponerlos en sus tractos o lo que sea que compre o imprima.

No comments yet.

Deja un comentario