Ideas para el Primer Año de la Plantación de Iglesia (4 de 5)

 

Dele Tareas a las Personas Inmediatamente.

Uno no tiene que ser salvo o estar espiritualmente maduro. Hay muchas cosas que un nuevo cristiano o incluso un incrédulo interesado pueden hacer. Pueden saludar, acomodar las sillas, ser ujieres, prender un proyector (o poner los himnarios), repartir boletines, prender las luces, barrer el piso, contar la asistencia, limpiar la entrada, decorar, ayudar a cocinar en los días especiales, etc.

Este es un volante que usamos en Argentina para animar a la gente a que se involucre:

pastedGraphic.png

 

Comience a Tiempo.

Para ayudar a que la gente llegue a tiempo puede ofrecer té gratis (o alguna bebida) y galletas antes del servicio. Tenga una atmósfera divertida y un breve tiempo de oración antes que empiece el servicio. Comience su bienvenida o la primera canción a tiempo, aunque haya una sola persona. Puede hacer que sea atractivo llegar temprano pero usted también necesita estar temprano. Haga que la gente que tiene responsabilidades llegue temprano para prender las luces, la música, para abrir las puertas y estén en la puerta para dar la bienvenida a los asistentes.

 

Área de Niños Atractiva.

Tenga un área de niños bonita y atractiva. Haga que la cuna sea atractiva tanto para los niños como para los padres. Tenga paredes coloridas, un gran alfombra en el piso, juguetes, una cuna para bebé, una mecedora para las madres que amamantan y una puerta o portón que evite que los niños se escapen. Cuando los padres ven un área de niños segura, limpia y atractiva es mucho más probable que traigan a sus hijos y le confíen el cuidado de sus hijos. El Evangelio no debería ser estorbado por no tener un área apropiada para niños. No permita que algo tan pequeño como un área de niños poco acogedora sea la razón para que una familia no asista a su iglesia. El Evangelio no debería ser estorbado por algo tan pequeño como esto.

 

Información Disponible en los Exteriores.

Haga que una pequeña estructura o estante pueda estar fuera de la iglesia el cual permita tener folletos y otra literatura disponible. Póngale un pequeño techo para que no se moje con la lluvia y ponga un letrero encima que diga “por favor lleve uno.” Sea que ponga folletos evangélicos u otra literatura, la idea que es que los curiosos que caminen por allí puedan saber más sobre su iglesia y lo que ofrece.

 

Que los Visitantes Atraigan una Multitud.

Haga que sea algo grande cuando vengan visitantes. Imprima volantes que digan, “Predicador Especial desde los Estados Unidos.” Use sus talentos y habilidades para atraer una multitud. Pueden realizar una escuela bíblica de vacaciones, cantar especiales, tocar instrumentos, cualquier cosa que sea utilícelo como una oportunidad para invitar a la comunidad. Incluso un grupo de adolescentes de su iglesia local yendo alrededor de la comunidad con volantes ayudará a crear atención y probablemente tendrá algunos visitantes. Obviamente su meta es predicar el Evangelio y conseguir visitantes, entonces aproveche cada oportunidad posible.

 

Nuevos Testamentos Gratis.

Vea si puede dar Nuevos Testamentos, o libros de Juan y Romanos a las escuelas, poniendo dentro un folleto. Lleve a gente de su iglesia (incluso si no son salvos o muy fieles) para que le ayuden. Esto le ayuda a los que van con usted así como también le sirve a usted mientras está en la escuela. Puede hacer lo mismo en las estaciones policiales, estaciones de bomberos, hospitales y lugares de trabajo/empresas. Llevar bocadillos y/o botellas de agua hará que sea bien recibido y le brindará una buena relación con las autoridades locales.

 

Todo Tiene un Propósito. 

Recuerde que todo tiene un propósito—tanto para el evangelismo (conseguir nuevos contactos, compartir el Evangelio y dar a conocer la iglesia) así como para el discipulado (usando las actividades para ayudar y enseñar a su gente y haciendo que se involucren en la obra). Las escuelas bíblicas en vacaciones, fiestas para niños o cualquier otro evento especial pueden hacer crecer sus contactos y su iglesia. Sepa su propósito cuando haga un evento especial y aprovéchelo al máximo.

 

Reúna Mensajes.

Trate de recolectar tantos mensajes como pueda para que pueda trabajar más en pescar nuevas personas que en estudiar para un mensaje. Por supuesto, necesita estudiar, pero sería mejor tener mucha gente y predicar un mensaje medio preparado que tener sólo unas cuantas personas y predicar un mensaje súper preparado.

 

Enséñele a la gente la “regla” de los 3 minutos.

Antes de hablar con la gente que conoce después del servicio, pase los primeros 3 minutos saludando a los visitantes. Resulta natural hablar con aquellos que conoce, pero enseñe a la iglesia a ser amigable con los visitantes.

 

Póngase en Contacto con Su Gente Semanalmente.

Póngase en contacto con la gente de su iglesia todos los domingos (o un día antes del servicio) o por lo menos una vez a la semana. El pensamiento natural es que la gente es lo suficientemente madura y no se les debería codear o recordar que vengan a la iglesia, pero recuerde que son cristianos bebés. Cuando estábamos en Argentina durante el primer año o más escribíamos mensajes de texto o llamábamos a la mayoría de los asistentes a la iglesia para animarles a venir el domingo. En lugar de esperar que alguien esté en la iglesia refrésqueles la memoria para que lleguen.

 

Versículos Bíblicos.

Ponga versículos bíblicos en las paredes de su iglesia y el frente de su edificio. Después que alguien lo haya visto varias veces lo habrá memorizado, pero también el versículo puede enfatizar el propósito de su iglesia.

 

Cubra una Gran Área con Folletos y Volantes.

Pregunte al sistema de correos qué pagos debe hacer para poner folletos o invitaciones en cada casa o negocio que se encuentre en un radio de cinco millas/kilómetros (o cualquier distancia) de la iglesia. Incluso si la ciudad no tiene un sistema de correos hay empresas que entregan volantes. Y si sabe que no hay empresas que hagan eso, siempre hay gente que necesita trabajar… Si tiene un plan y el dinero ellos lo harán porque necesitan el trabajo y el dinero.

 

Señalización.

Tenga grandes letreros, carteles o cualquier tipo de anuncio y pague para que se pongan en toda la ciudad. En Argentina, con una pequeña cantidad de dinero solíamos colgar carteles que cruzaban una pista. Aunque podían deteriorarse en un mes o dos, valía la pena pagar para que la gente lo vea. He notado que en casi todos los países hay carteles sobre política, conciertos, obras, eventos religiosos y públicos.

No comments yet.

Deja un comentario