El Negocio de Ganar Almas es mi Vida

El Negocio de ganar almas, ¿Por qué Cada Cristiano Debe Hacer Del Ganar Almas El Negocio De Su Vida? El presente artículo contestaremos esta pregunta con los siguientes puntos:

  • Este es el Trabajo Que Nuestro Salvador Nos Ha Mandado Hacer
  • Era el Negocio de La Vida De Nuestro Señor
  • Es una manera de tener la seguridad que Jesús está con nosotros.
  • Este Es El Trabajo En Que Solamente Disfrutamos De La Llenura y Del Poder del Espíritu Santo
  • Este Es El Trabajo Que Produce Los Resultos Mas Beneficos
  • El Obra Que Traiga La Recompensa Más Abundante

“Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.” (Mateo 4.19, RVR60)

Estas palabras me traen dos pensamientos buenos: primero, si alguien va a ser un seguidor de Cristo, debe ser un pescador de hombres; segundo, todo esto es necesario como una condición de éxito para ser un pescador de hombres si es que uno es un seguidor verdadero de Jesus. Si no somos pescadores de hombres, no estamos siguiendo a Jesucristo. La palabra pescador significa un hombre cuyo negocio es pescar no uno que es un pescador de vez solamente por diversión. Esta enseñanza nos muestra que cada seguidor de Jesucristo debe hacer de pescar hombres y ganar a otros para Cristo el negocio de su vida. El pensamiento de las palabras del Señor es que pescar hombres no es una cosa que hacemos de vez en cuando pero sí el negocio de nuestras vidas, porque vivimos y estamos haciendolo continuamente.

Esto no significa que cada Cristiano debe estar en el ministerio o ser un misionero a otro país; muchos pueden ganar almas cuando están en algún trabajo mas de lo que puede ganar en el ministerio; esto significa que en cualquier trabajo o negocio, debemos estar pescando hombres y hacer de ganar almas el negocio real de nuestras vidas.

¿Por qué debemos estar involucrados en ganar almas?

ES EL TRABAJO QUE NUESTRO SALVADOR NOS HA MANDADO HACER

Antes que Jesucristo se fuera de este mundo dió mandamientos para la iglesia durante todo el tiempo hasta que El venga.

“ Y Jesús se acercó y les hablo diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándoles en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28:18-19).

Este mandamiento no fue dado solamente a los apóstoles pero también a la iglesia. Es evidente que en el libro de Hechos la primera iglesia entendió bien porque en Hechos 8:4 dice, “Pero los que fueron esparcidos iban por todas partes anunciando el evangelio.”

Entonces cualquier Cristiano que no está guiando a otros a ser discípulos de Cristo, está desobedeciendo un mandamiento oficial.

Esto es grave en la guerra cuando no obedecen a su oficial, pero es mas grave en la guerra espíritual.

Nuestro Señor dice en Juan 15:14, “Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.” Si no hacemos lo que Él desea, no somos sus amigos. Cualquier Cristiano que no gana a otros para Cristo, no es un amigo de Cristo.

ERA EL NEGOCIO DE LA VIDA DE NUESTRO SEÑOR

¿Cuál era la misión de la vida de Nuestro Señor ?

El nos dijó en Lucas 19:10, “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y salvar lo que se había perdido.”

Este era su misión para entrar en este mundo. Era por esta razón que Él bajó del cielo con todo su esplendor y vino a la tierra para pasar verguenza. Este erais misión por el que Él dejó las alabanzas de los ángeles y vino a este mundo par ser rechazado, y odiado por los hombres, ser burlado, y ser crucificado. Este era la misión de su venida. Por esta misión Él oró; por esta misión Él trabajó; por esta misión Él sufrió; Por esta misión Él murió, con el propósito de restablecer la gloria de Dios en los hombres.

Buscar y salvar a los pecadores era su querer, la pasión de su vida. ¿Es esto su querer? ¿Es esto la pasión de su vida? ¿Es esto la misión de su vida? ¿Si no es, que derecho tiene llamarse un seguidor de Cristo? ¿Si Él tiene una misión en su vida, y Ud. tiene otra misión  en su vida, que derecho tiene de llamarse un seguidor de Jesucristo?

ES UNA MANERA DE TENER LA SEGURIDAD QUE JESÚS ESTA CON NOSOTROS

Mateo 28:20, “Enseñandoles que guarden todos los cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo, Amén.”

No hacemos el trabajo solos

Nuestro Señor nos dice que si vamos en su camino, Él va a ir con nosotros; si vamos a ir con Él y tener comunión en su trabajo de salvar almas, Él va a ir con nosotros y va a tener comunión personal con nosotros.

Una de las maneras más seguras de saber que Jesús está con nosotros, es cuando estamos ganando almas.

ESTE ES EL TRABAJO EN QUE SOLAMENTE DISFRUTAMOS DE LA LLENURA Y EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO

El Espíritu Santo es dado a cada creyente con el propósito de testificar de Cristo, “pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Hechos 1:8

Dios no nos da el Espíritu Santo solamente para que tengamos felicidad o podamos ser santos; Él nos dió su Espíritu Santo con el propósito de que podemos estar listos para testificar. No debemos orar por la llenura del Espíritu Santo si no estamos dispuestos a ser personas que vamos a testificar de Cristo.

Esto explica la razón por la cual, muchas personas que están leyendo libros acerca la llenura del Espíritu Santo, orando en secreto o en público para ser llenos del Espíritu Santo, no están recibiendo nada. Están buscando una bendición de Dios pero no están en la voluntad de Dios. Están buscando una bendición para si mismos, están buscando la felicidad que otros han encontrado al ser llenos del Espíritu Santo siendo testigos o están buscando la victoria sobre el pecado.

Cuando uno tiene la llenura del Espíritu Santo va a tener más gozo que el que nunca ha tenido antes. El secreto de tener la victoria sobre el pecado es ser lleno del Espíritu Santo, pero si alguien busca el Espíritu Santo solamente por estas razones, no recibirá nada.

Si no estamos dispuestos a ganar a otros para Cristo no importa cuantos libros devocionales leamos u oraciones oremos, no nos traerá la bendición que buscamos. Si no estamos llenos del Espíritu Santo, debemos buscar esta llenura juntamente con la voluntad de Dios. Ningún Cristiano puede disfrutar de la llenura, el poder, y la presencia del Espíritu Santo y el gozo de la victoria que tenemos con la llenura, hasta que nos pongamos en las mismas manos de Dios y le pidamos que nos use para ganar a otros para Cristo.

ESTE ES EL TRABAJO QUE PRODUCE LOS RESULTADOS MAS BENÉFICOS

“sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.” (Santiago 5.20, RVR60)
Aquí encontramos tres palabras en las que necesitamos poner énfasis “salvar”, “alma”, y “muerte”.

a. Primero, vamos a mirar a la palabra “alma”.

Me gustaría mostrar a cada persona como apreciar a un alma y verla como Dios la ve. No hay nada en que podemos comparar su valor. Oro es nada, rocas preciosas no son nada en comparable a un alma.

“Un alma humana” no solamente es el alma de algun buen hombre o mujer, sino también el alma del hombre o la mujer comun, el alma del borracho o la ramera que tiene mas valor que diez mil diamantes.

Cuando nos sentamos al lado de un hombre, mujer, chico, o chica, y con nuestra Biblia les guiamos a recibir a Cristo, hemos ganado un alma.

b. “Muerte” es un palabra cuya definición no está completa en nuestro idioma.

Gracias a Dios, por Nuestro Señor Jesucristo, quien derrotó la muerte, y trajó vida y luz por el evangelio. La palabra terrible “muerte” tiene significado completo cuando está al lado con otra palabra, alma. La muerte es la separación del cuerpo del alma y la muerte eterna es la separación del alma de Dios. La muerte del cuerpo es dramática pero la muerte del alma es mucho peor.

2Timoteo 1:10, “pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida, y la inmortalidad por el evangelio”

Cuando guiamos a la salvación de Jesucristo a alguna persona, hemos salvado un alma de la muerte eterna.

c. Ahora ver la palabra “salvar.”

Salvar es una de las palabras mas maravillosas. Salvar es una palabra fuerte con bastante significancía. Esta palabra no solamente significa a salvar del infierno pero también salvar al cielo; salvar hombres y mujeres a ser herederos de Dios y junto herederos con Jesucristo.

EL TRABAJO QUE TRAERÁ LA RECOMPENSA MÁS ABUNDANTE

“Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.” (Daniel 12.3, RVR60)

Muchos quieren brillar aquí en la tierra en los negocios, en la política, o en la sociedad.

No vale la pena brillar aquí en la tierra. Pero los que brillen en el cielo brillaran como las estrellas para la eternidad. Todos podemos brillar en el cielo por ganar a otros para Crist.

Por esas seis razones, todos debemos hacer del ganar almas el negocio de nuestras vidas.

  1. Porque es el trabajo que Dios nos ha ordenado.
  2. Porque era el negocio de vida de Jesucristo.
  3. Porque es una manera de tener la seguridad que está con nosotros.
  4. Porque es el trabajo en que solamente podemos disfrutar de la llenura y el poder del Espíritu Santo.
  5. Porque es el trabajo que produce los resultados más benéficos
  6. Porque es el trabajo que traerá la recompensa más abundante.

¿Quieres Recibir Lo Último del Blog?

Te lo enviaremos a tu correo electrónico. No es genial?

, ,

No comments yet.

Deja un comentario