Evangelismo Mundial
Facebook
RSS
  • Efesios - doce lecciones Descargar: Efesios, doce lecciones

    Nosotros deseamos agradecer a aquellos autores con los cuales se pudo desarrollar este libro. El listado de cualquier libro en particular, no representa un acuerdo entre el Seminario Carolina con el contenido de dicho libro. El siguiente material es recomendado para un estudio intensivo. // Referencias y Comentarios Review and Expositor, ...

  • hombre con biblia XVII Congreso de Pastores – Haced Discipulos

    [caption id="attachment_1436" align="aligncenter" width="590"] ñklnimagen en www.evangelismomundial.com[/caption] Proximente videos y muchos mas...   //

  • Pastor Pastor, ¿Trabajas o Ministras?

    haga su trabajo. El Señor dirá, “Bien hecho,” cuando complete su ministerio. Una iglesia promedio está llena de personas haciendo trabajos. Una gran iglesia está llena con personas que están involucradas en un ministerio. Si Dios le llama a un ministerio, no lo trate como un trabajo. Si tiene un trabajo en la ...

  • El discipulo no nace se hace Descargar: El Discipulo se hace no nace – Walter A. Henrichsen

    de la Western Michigan University de Ka-lamazoó, y más tarde fue director regional de «Los Navegantes» en el Sureste de U.S.A., residiendo en Ford Worht, Texas. Hoy reside en la oficina central de Colorado Streets. Es casado y tiene tres hijos. Contenido: 1. La clase de persona que Dios utiliza 2. Jesús como ...

Volver al Inicio

Conservando a Nuestros Convertidos

nov - 30 - 2012
Roger Puma

Gálatas 4:19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros.

Una de las claves más grandes en cuanto al problema de conservar a nuestros convertidos está en este versículo. Pablo dijo que tenía una gran carga por ver a los nuevos cristianos convertirse en cristianos maduros, cristianos fieles, cristianos consagrados en la Obra de Dios; era tan grande su carga por verlos madurar, tanto como su deseo ardiente que tuvo en un principio de verles a ellos salvos. Eso es lo que necesitamos tener hermanos, necesitamos la misma convicción para salir a ganar almas como para guiar a los que hemos ganado a formarse en la familia de Dios, en el ambiente de la santa iglesia.

Primero, debemos tener la certeza y confianza, que es posible ver el fruto que hemos ganado, permaneciendo. ¿Cuál es tu meta en el ganar almas? Hermanos, debe de ser más que impedir a las personas vayan al infierno, debe de ser más que impedir que alguien se condene, debe de ser amados hermanos, que Dios sea glorificado en la vida de cada persona salva. Por eso dice en 1ª Corintios 10:31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

Dios no es glorificado en personas que afirman ser salvas, y sin embargo, sus vidas no se han transformado; si nuestra meta es traer gloria a Dios, entonces nosotros seremos motivados a poner lo más posible de nuestra energía, lo más posible de nuestro trabajo y de nuestra oración para llevar a esos nuevos convertidos a su madurez espiritual. Estamos hablando, hermanos, del discipulado, estamos hablando de la segunda parte de la Gran Comisión, o sea, que definitivamente necesitamos guiarlos a Jesucristo, pero necesitan también ser discípulos del Señor.

Así que vamos a aprender unos puntos muy importantes que nos ayudarán a conservar a nuestros convertidos, para no verlos después con los Adventistas del 7º día, con los mormones, con los testigos de Jehová o con los pentecostales y carismáticos, que no se ocupan de ganar almas. ¿Y saben lo que son? Son unos ladrones, que van detrás de las personas que nosotros los fundamentalistas Bautistas hemos ganado para el Señor, y van, y tratan de robarnos las ovejas; son lobos con piel de ovejas. Y dicen cosas muy bonitas para atraerlos, y perdemos a nuestra gente, ¿por qué? Porque no hemos seguido el método bíblico de Dios para conservar a nuestros nuevos convertidos.

La primera cosa entonces que debemos hacer es:

1. Déle el plan de salvación.

Mira, cuando tú estás enseñando el plan de salvación, antes que la persona haga la oración del penitente pecador, ¿sabes? tú y yo estamos sembrando en ellos la semilla de lo que esperamos que ellos hagan después de que confíen en Jesucristo.

Por ejemplo, ¿quién de los creyentes que leen este artículo no conoce Juan 3:16? Ese es un versículo clave que nosotros debemos de usar cuando estamos ganando almas para Jesucristo. Y podemos usar Juan 3:16 de esta manera:

Dice ahí, ¿todo aquel que es bautizado?…. —No—. ¿Todo aquel que se hace miembro de la iglesia? ¿eso dice? —No— Dice, ¿todo aquel que vive una vida limpia y obedece la Biblia? ¿eso dice Juan 3:16? —No— Dice todo aquel que en El cree, ¿en quién? en Jesús, porque Cristo es el único que puede salvar.

2. De a ellos la seguridad.

Esto es vital, inmediatamente después de que ellos han orado, necesitamos nosotros asegurarles que Cristo siempre cumple sus promesas. Si tu acabas de invitar a Jesucristo a entrar a tu corazón para salvar tu alma, entonces El prometió entrar, lo dice Apocalipsis 3:20. Entonces, ¿en dónde está Jesucristo ahora? —En el corazón — ¿Es eso, a lo mejor? O, ¿espero que sí? no señor, es una promesa del Señor Jesucristo que El va a entrar, el Señor prometió en Hebreos 13:5 No te desampararé, ni te dejaré. ¿Cuánto tiempo permanece el Señor en el corazón de esa persona? ¿Cuándo puede el Señor dejar a ese convertido? ¡Nunca! Entonces tenemos que darles a los hermanos fundamentos bíblicos de las promesas de la seguridad de salvación en Jesucristo; que una vez salvos, siempre salvos. Que Cristo nunca nos abandonará. No hay nada ni nadie que nos pueda separar del amor de Dios.

3. Dales a ellos un certificado de nacimiento espiritual.

Esto es precioso, esto es muy importante, esto es de una utilidad muy especial en la ganancia de las almas. Después de que alguien ha confiado en Cristo, llénale un certificado de nacimiento espiritual. A lo mejor usted no tiene uno, bueno, lo que usted pudiera hacer es escribirlo en la portada dentro de su Biblia, por ejemplo: Juan Morales recibió a Jesucristo como su Salvador el 6 de febrero del 2001, y nació de nuevo en la familia de Dios. Juan 1:12, Juan 3:3 Apocalipsis 3:20, Hebreos 13:5, y que le quede eso a ellos. Pero lo que yo uso se los voy a enseñar como ejemplo:

CERTIFICADO DE NACIMIENTO ESPIRITUAL

Yo __________________(el nombre del nuevo) convertido nacido de nuevo

al recibir a Cristo como el único y suficiente salvador

personal la ________(fecha) y los versículos que fundamentan esa

gran verdad de que son salvos y son hijos de Dios

Y esto cualquiera lo puede hacer en un minuto en la computadora, para que al llenarlo se lo entreguen a ellos. Usted que acaba de recibir a Jesucristo, este va a ser un recordatorio de que nació de nuevo. Cuando usted nació físicamente sus padres fueron y le sacaron una partida de nacimiento declaración de que usted vino a este mundo, y está autorizado. Pues, aquí también traemos un certificado de su nuevo nacimiento, su nacimiento espiritual.

Consérvelo, y anímele a ponerlo en su dormitorio, o en la sala, o en un lugar que cuando vaya a entrar a la casa lo pueda ver. Y le van a preguntar: ¿Qué es eso? Y vas a poder compartir que ese fue el día cuando Cristo te salvó. Cristo te redimió con su sangre, ahora vas al cielo, y lo mejor es que puedes compartir tu testimonio para que otros también sean salvos. Un recordatorio para ellos, hermanos, de que nunca se olviden a quién pertenecen. Esto es bien importante, porque es una forma de conservar a los que han aceptado a Jesucristo.

4. Enseña a ellos su responsabilidad (Bautizándose).

En otras palabras, después de darle la base para la seguridad, muéstrale los versículos que enseñan la responsabilidad de ellos en seguir a Jesucristo en el bautismo. Por ejemplo: Pregúntales: ¿Agradeces tú a Cristo por lo que Él hizo por ti, verdad? ¿Quieres agradar y obedecer al Señor, verdad? Pues, la Biblia enseña que la primer cosa que Cristo nos manda para hacer, después de ser salvos, es bautizarnos. En Hechos 2:38 existe una frase que podemos extraer para aplicarla a la acción que debe de tomar el nuevo arrepentido:

“Bautícese cada uno de vosotros”. Y yo le pregunto: Usted, por recibir a Jesucristo se acaba de arrepentir, ¿cierto o no?, antes era pecador perdido, ahora es pecador salvo, por la Gracia de Dios. Entonces, te arrepentiste ¿sí o no? y si la persona dice: “Sí”, ahora, qué es lo que Dios dice que debe de hacer: —Ah, pues, me debo bautizar— me dice la persona. Y hasta los pequeños pueden comprender esta verdad. Enseñémosle esto a la persona que ganamos para el Señor. Guiarlos a cumplir el primer requerimiento de la gran ordenanza del Señor. Explicarles el método bíblico, el momento bíblico, el mensaje bíblico del bautismo.

¿Que de qué estoy hablando? Bueno, el método bíblico del bautismo es por inmersión, por sumergir, eso es lo que significa la palabra bautismo: Zambullir. Significa, bajar debajo de la superficie del agua a la persona. El momento bíblico para el bautismo de la persona, según la Palabra de Dios, sabemos, es inmediatamente después de ser salvos. Todos los ejemplos bíblicos que tenemos del bautismo, los tenemos con personas que lo hicieron inmediatamente después de confiar en Jesucristo.

Se acuerdan del etíope que dijo: ¿Qué impide que yo sea bautizado? El acababa de recibir al Señor. ¿Se acuerda usted de Lidia? Y, ¿luego del carcelero de Filipos allá en Hechos 16? Entonces, ese es el momento bíblico óptimo. Enseñémosle a los hermanos su significado, que es: la muerte, sepultura y resurrección del Señor Jesucristo para que ellos puedan comprender esta gran verdad. Podemos usar inclusive una argolla de boda. Tengo que enseñarles que el bautismo también es nuestra argolla de que nos hemos unido con el Señor Jesucristo en el matrimonio espiritual. Algún día, en el rapto, vamos a estar en las bodas del Cordero, allá en el Cielo, pero cuando uno se bautiza es porque no se avergüenza de su Cristo que lo ha salvado.

Enseñémosles esta gran verdad, que es, la identificación con Jesucristo, en su muerte, sepultura y resurrección. Háblales mostrando que tú esperas que ellos tomen este paso tan importante de que se bauticen ahora que han aceptado a Jesucristo.

5. Consigue un compromiso definido de ellos.

Cuando tratas con alguien en su casa, procura conseguir una promesa que él o ella irá al siguiente culto de la iglesia. Esto es bien importante, no aceptes un “tal vez”, “voy si puedo” o, “a lo mejor”, “vamos a tratar de ir”, no acepten nada de eso. Adviérteles que el diablo no quiere que vayan a la iglesia para que no reciban bendiciones; el diablo no quiere que ellos crezcan en el Señor y en su abundante gracia, así que él va hacer todo lo posible en desanimarles, e inclusive va a traer a ellos excusas para no ir a la iglesia.

Exhórtales a cerca de la importancia de comenzar a servir al Señor, a alimentarse espiritualmente como nuevos bebés en Jesucristo. Ellos necesitan del Señor, necesitan de las instrucciones de la Palabra de Dios, necesitan estar en la iglesia local. Promete que vas a traerles a ellos y que vas a sentarte con ellos para que no se sientan mal, ni se sientan incómodos. Sé tu esa ayuda que ellos necesitan, sé el amigo que ellos necesitan. Antes de que te vayas de su casa pregúntales a ellos si no tienen alguna pregunta. Muchas veces, las personas no van a la iglesia porque no saben qué esperar ahí, es un lugar diferente, no están acostumbrados a ir, y no saben qué esperar, especialmente hoy en día con tanta influencia del movimiento emocionalista, algunos se asustan de ir a una iglesia, piensan que les van a obligar a entrar en un trance, o que les van a obligar a danzar, a moverse, a aplaudir y armar gran escándalo.

Diles: ¿Tienes alguna pregunta en relación a la iglesia? Muchas veces ellos no saben cómo deben de vestirse, no saben si va a ver un lugar dónde sus bebes puedan ser cuidados y atendidos. Diles: “Yo estoy para servirte, yo quiero que tú sepas cómo es nuestra iglesia”, “yo quiero que te sientas bien ahí”. Y así hermanos, vamos a tener más éxito en conservar a nuestros convertidos, y verlos empezar a crecer en el Señor Jesucristo.

6. Haz todo lo posible por pasar tú por ellos.

Haz todo lo posible por pasar a recogerlo. Sigue el ejemplo de Andrés, que trajo a su hermano Pedro al Señor. ¡Qué bueno de aquellos que animan su vida cristiana con el fuego de Dios en su corazón, y salen a ganar almas! pero se olvidan cuando salen a ganar almas, que esas almas necesitan atención. No buscan más esas almas, los dejan en el mundo. Pobres de los bebés, no tienen más quien les cuide, quien esté cerca de ellos, ¿por qué? porque nos olvidamos de ellos.

Vamos a comprometernos que pasaremos por ellos. Me encanta el ejemplo en el libro de Marcos 2:1-5, donde encontramos a cuatro hombres que se preocuparon y tuvieron la firme convicción en su corazón que iban a ser todo lo posible en llevar a ese hombre paralítico donde estaba Jesús, aunque había una multitud que les impedía hacerlo. Y ¿qué fue lo que hicieron? Abrieron el techo y bajaron a ese hombre allí, donde estaba el Señor. Y es lo mismo que hay que hacer con nuestros convertidos. Trata de conseguir un tiempo definido cuando tú vas a pasar por ellos. Será mucho más probable que ellos se van a preparar, y ellos te van a acompañar, si tú pasas por ellos y has dejado ya un tiempo definido. Tenemos entonces que comprometerlos.

 Lo que muchas veces yo hago, es que le digo al hermano que ha aceptado Cristo: ¿Qué es lo que usted va a estar haciendo hoy a las 7:00 de la noche?  Eso, dependiendo de la hora que se lleve a cabo el culto, tomando en cuenta media hora de anticipación. Si la persona me dice: “No tengo ningún compromiso”. Entonces le digo: Hermano, yo voy a pasar por ti, haz una promesa a Dios, no a mí, no a la iglesia sino a Dios, que tú vas a hacer todo lo posible en acompañarme a la iglesia. Y trata de conseguir la promesa de esa persona.

7. Ponga en las manos de ellos un buen material de seguimiento.

Déle consejos para el nuevo creyente. Déles un buen material de doctrina básica donde el nuevo convertido alimente su alma espiritualmente, esto es vital. Por eso las lecciones  deben contener capítulos muy buenos que hablan de la salvación del alma, de la seguridad de la salvación, la ordenanza del bautismo, los primeros pasos en la fe, la autoridad de las Escrituras, este capítulo me encanta.

Un capítulo que habla de la iglesia local; otro que está tremendo: Que creemos los Bautistas, aquí hay una parte de la enseñanza acerca de la historia de los bautistas. Dales algo donde ellos puedan leer, y estudiar. Necesitamos meter en ellos la Biblia, necesitamos abrirles el apetito espiritual de la Palabra de Dios inmediatamente después que reciben al Señor. Antes que el diablo vaya a jalarlos al pecado, a las dudas o a la confusión. Necesitan ellos fundamentarse en la doctrina de la Palabra de Dios.

 Necesitamos tener un plan para darles la Palabra de Dios, la buena doctrina, para que cuando alguien venga, por ejemplo del movimiento emocionalista o carismático, y les diga que el que no persevere hasta el fin no será salvo, ellos puedan comprender que la salvación no depende de lo que hace el ser humano, que la salvación es un regalo cien por ciento de Dios. Que conozcan la doctrina de la seguridad de la salvación, y cuando alguien venga enseñando que la salvación se pierde, ellos digan, eso no es cierto, eso es una mentira, porque automáticamente tienen esa pantalla dentro de su alma, una convicción de lo que han aprendido, por lo cual, lo van a rechazar.

8. Visite a ellos semanalmente, Visitales durante 8 a 10 semanas.

esto es muy vital y muy importante. Ya sea que asistan a la iglesia o no, ya sea si ellos fueron bautizados o aún no, ya sea que ellos asistan a todos los servicios o vienen de vez en cuando, una de las cosas más importantes que tú puedes hacer para mantener a ese convertido en la Obra de Dios es tener constantemente un contacto con esa persona semana tras semana, por lo menos de 8 a 10 semanas. Cuando un nuevo convertido promete ir a la iglesia, y te falla tú necesitas decir algo como esto: ¡Oye! ¿dónde estabas ayer? ¿Estabas enfermo? Estuve muy triste, me sentí mal y defraudado porque prometiste ir, así que pensé que algo drástico te había sucedido para impedirte ir a la iglesia.

Sé persistente en visitarlos y visitarlos, invítalos y vuélvelos a invitar hasta que ellos vayan, o te digan definitivamente, “lárgate de aquí, ya no quiero volver a verte.” Pero no te des por vencido. Si demuestras un interés y una preocupación real, si les demuestras amor y eres persistente, tú les vas a traer a los caminos de Dios porque sabrán que allá hay alguien que les ama y se interesa por ellos, ellos no lo saben, pero sus almas buscan amor, y solo los cristianos pueden tienen la capacidad de amar. Ámales y tarde o temprano van a ir a la iglesia, no se den por vencidos con esa persona, ellos necesitan ese cariño.

9. Envíales una carta de: “Bienvenido a la iglesia”.

Alguien debe estar de encargado con la autorización del pastor de enviar una carta firmada por el pastor a cada persona que hace una decisión dándoles la bienvenida a la iglesia. La carta debe de ser escrita de una manera natural, es decir, no debe de ser una carta formal, no debe ser como una carta de negocios, como del mundo secular, debe tener un toque personal, debe de sentirla como que la carta es especialmente escrita para ellos, para que ellos sientan que son amados y queridos; y que los queremos ver en la iglesia. Esa carta debe de hacerles sentir a las personas que ellos ya son parte de la familia de nuestra iglesia, debe de ser un ánimo para el nuevo convertido.

10. Inscríbeles a ellos en una clase de Escuela Dominical.

Cuando tu nuevo convertido asiste a la Escuela Dominical por primera vez, ¿qué hay que hacer? Bueno, tú necesitas acompañar a esa persona a la clase que le corresponde, y vas a presentar a esa persona al maestro de la clase para que también toda la clase lo pueda conocer. Ahora, si tú no eres maestro, y a la persona que tú has llevado le toca estar en tu clase ¿qué hay hacer?, bueno, hay que asegurarse que se siente a tu lado, hay que abrir la Biblia y compartirla con esa persona. Si ese invitado no va a estar en tu clase, busca un hermano amable para que lo trate, no de aquellos tímidos que no le hablan a nadie, que se enfrascan y se arrinconan; tiene que ser alguien que le encante hablar, una persona sociable, amable y principalmente, con un corazón por las almas.

 Que se siente con esa persona, que comparta su Biblia, que busque la manera de presentarlo a los demás miembros de esa clase. Necesitan sentirse cómodos en ese ambiente, tenemos que buscar la manera que ellos se sientan a gusto, como en su propia casa.

11. Ora por ellos diariamente.

Haz un proyecto de oración por cada persona que tú ganas para Jesucristo. Elabora inclusive una lista, aparte de tu lista de peticiones, añade ahí las peticiones de las cuales ellos te piden que ores. ¿Para qué se usa esa lista? Bueno, en ella se escriben los nombres, las direcciones de los nuevos convertidos, sus edades, para mantenerme en contacto con ellos y hacer la visitación en un espacio de 8 a 10 semanas, pero lo principal, para orar por ellos.

Cuando tú visitas a alguien, te vas a enterar de las necesidades de esa persona, te vas a enterar de los problemas que tiene esa persona, y necesitas tener en esa lista las peticiones que ellos te den, o que tú puedas darte cuenta que ellos tienen. Busque entonces, una manera de orar por ellos constantemente, orando por los problemas que ellos enfrentan, las luchas espirituales, problemas con la familia, etc. Y diles que estás orando por ellos, y hazlo. ¿Sabe que? Yo muchas veces no me comprometo a orar por una persona por miedo a que se me vaya olvidar y pueda mentir. Cuando yo me comprometo con alguien, lo apunto para no olvidarlo, de ese modo nos sirve la lista.

12. Llévales contigo a ganar almas, como tu compañero silencioso.

Una de las cosas más productivas que tú puedes hacer para conservar a los convertidos es llevarles contigo a ganar almas. ¿Sabes en qué ayuda esto? En que vas a pasar más tiempo con ellos, y no solamente eso, el ganar almas les renueva el intelecto y conocimiento de ellos, y el aprecio de su propia salvación. Llevarlos a ganar almas va a desarrollar en ellos una carga genuina por querer ver a otras personas ser salvas. No se requiere de mucho tiempo, con pocas veces que tú salgas con los convertidos, ellos van a aprender a ganar almas; y no solamente eso, van a tener una carga en su corazón por ver que las almas se salven. Van a tener una convicción firme en su vida que ese es su deber, que ese es el gran mandamiento de Dios, que ese es el propósito principal del cristiano, y Dios bendecirá con crecimiento si somos fieles.

14. Sea un amigo para ellos.

Las personas asisten a la iglesia donde ellos tienen amigos y amigas. Esté disponible para sus convertidos, sea un amigo para ellos, muestra un interés personal en los hijos de ellos, en el empleo de ellos, en los pasatiempos de las cosas que les gusten a ellos, etc. Trata de entrar a ellos, busca la manera de que ellos pueden hablar de sus problemas y de sus decisiones. Demuéstrales que pueden confiar en ti para compartir lo que hay en sus corazones, y poder ayudarles. Para que tú puedas ayudarles y que ellos confíen en ti, hazles saber que eres un amigo de ellos. Proverbios 27:10 No dejes a tu amigo, ni al amigo de tu padre; ¿Saben por qué muchas veces nuestra iglesia no conserva a los convertidos? Porque no somos amigos de ellos, los abandonamos, y este mandamiento es claro: “No dejes a tu amigo”. Establezca una amistad con el nuevo convertido.

14. Hagamos planes de una recepción de nuevos miembros.

Bueno, una iglesia agresiva ganadora de almas va a tener una entrada constante de nuevos convertidos; así que será valiosísimo y de gran importancia tener una recepción por lo menos cada 2 o 3 meses de las almas que ingresan, es decir, hacer como una fiesta de cumpleaños felicitando a los nuevos convertidos por su cumpleaños espiritual para que ellos conozcan la membresía de la iglesia y así mismo conozcan a los otros nuevos convertidos. Es un tiempo para conocerse , un tiempo donde puedan comer algo, aunque no necesariamente de todos los platillos. Es una manera de conservar a nuestros convertidos.

 


Current ye@r *

Inicio de Evangelismo Mundial