Consejos Para Testificar de Cristo

Testificar de Cristo no es una opción es un mandato que debe ser obedecido por cada creyente que quiere glorificar a Dios. Aquí te presento algunos consejos para testificar de Cristo.

¿Por qué cada cristiano debe testificar de Cristo?

Porque Cristo nos ha mandado a testificar (Mateo 28:18-19, Marcos 16:15, Hechos 1:8). Cada creyente debe testificar acerca del Señor Jesucristo porque Él lo ha mandado. Estos versículos se encuentran en la Gran Comision. El Señor nos ha mandado hacer tres cosas: primero, debemos ir y hacer discípulos a todas las naciones. Segundo, debemos bautizarles en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Tercero, debemos enseñarles que guarden y hagan todas las cosas que nos ha mandado.

Porque muestra que amamos al Señor Jesucristo (II. Corintios 5:14, Juan 14:15). Jesucristo ha hecho muchas cosas por nosotros. Él nos ama y murió por nuestros pecados. Por lo tanto, debemos ganar almas para Cristo. El Cristiano que no está testificando del Señor Jesucristo no lo ama.

Porque Glorificar a Nuestro Padre Celestial (Juan 15:8). La fruta de un arból de manzanas son manzanas, la fruta de un árbol de duraznos son duraznos, y el fruto de un Cristiano son otros Cristianos. Dios quiere que sus hijos produzcan fruto espiritual. El Cristiano debe ganar más Cristianos por medio de la Palabra de Dios.

Porque Cristo nos dio ejemplo. Cristo testificó a Nicodemo en Juan 3, a la mujer Samaritana en Juan 4 y ganó a la mayoría de sus apóstoles solamente por el hecho de ganar almas personalmente.

Porque los cristianos del Nuevo Testamento nos dieron el ejemplo. En Juan 1:41, Andrés trajo a su hermano a Cristo. Los creyentes anunciaban el evangelio en todas partes (Hechos 8:4). Felipe testificó al Etíope (Hechos 8:35). Estos creyentes eran Cristianos normales. Ellos no recibieron un sueldo por testificar.

Porque los Pecadores Están Perdidos y Solamente Cristo Puede Salvarles (Romanos 3:23,6:23,Lucas 19:10). Cada creyente debe anunciar el evangelio. Los incrédulos deben escuchar y aprender acerca de la salvación de Jesucristo por medio de los creyentes.

Porque seremos responables de la sangre de los perdidos (Ezequiel 33:8, Hechos 18:6, 20:26). Si no les avisamos a nuestros vecinos, amigos, y familiares o a cualquier otra persona que conocemos sobre el juicio de Dios y el infierno y no compartimos el evangelio de Jesucristo con ellos, morirán en sus pecados y seremos culpables.

¿Cómo vencer el temor para testificar de Cristo?

Muchos Cristianos tienen miedo de testificar a los incrédulos. La mayoría de los Cristianos no testifican porque tienen miedo. Si Ud. tiene miedo de testificar, los siguientes consejos pueden ayudarle.

Memoriza un Plan para Compartir tu Fe (I Pedro 3:15) Podemos estar listos para testificar cuando hemos memorizado un plan. Un buen plan para testificar dará mucha confianza y denuedo (valor). Cuando hayamos memorizado un buen plan para testificar siempre estaremos listos.

Ora Acerca de tu Temor (Salmo 34:4) La oración le quitará el miedo.

Reconozce que el Señor Jesuscristo está Contigo (Mateo 28:20, Hebreos 13:5) Cuando compartimos nuestra fe, siempre el Señor estará con nosotros.

No Tengas Miedo de Cometer un Error. Siempre podemos aprender de nuestros errores. Algunos Cristianos nunca comparten su fe con otros porque tienen miedo de hacer un error. Yo creo que Dios quiere que hagamos lo mejor para Él. Debemos de compartir nuestra fe.

No Tengas Miedo de que Alguién le Pregunte Algo. Algunos Cristianos nunca comparten su fe porque tienen miedo que alguién les pregunte algo. Si alguién nos pregunta una pregunta sobre la Biblia y no sabemos la respuesta, debemos decirles que no sabemos. Podemos buscar la respuesta y decírselas en otro tiempo.

Preocupate en Compartir tu Fe que en Hacer Amigos (I Tesalonicenses 2:4). El evangelio ofende a algunas personas pero algunas personas pondrán su fe en Cristo entonces debemos continuar.

Toma la Determinación o Decisión de Compartir tu Fe.

Rehusate Pensar en el Temor. Cuando testificamos no debemos pensar en nosotros mismos pero debemos pensar en el Señor Jesucristo él es el único que puede bendecirnos.

Ten una Actitud Positiva (II Timoteo 1:7). Debemos creer que podemos testificar para Cristo. Jesucristo puede ayudarnos y debemos creerlo.

Sé lleno del Espíritu Santo (Efesios 5:18). Este punto es el punto más importante. Solamente cuando los Cristianos están llenos del Espíritu Santo pueden cumplir la Gran Comisión. Cuando un Cristiano está lleno del Espíritu Santo, tiene denuedo y poder para testificar. Para ser lleno del Espíritu Santo debes ser lleno de la Palabra de Dios.

¿Como Empezar a Testificar de Cristo?

Cuando empezamos a testificar a alguien, debemos hablarles sobre las cosas naturales primero. Por ejemplo debemos hablarles sobre el clima, su familia, su casa, deportes, automóviles, trabajo, e intereses que tengan. Debemos hablarles acerca de estas cosas durante los primeros cinco a diez minutos para que la persona nos conozca y nosotros también la conozcamos. Seguidamente podemos hablarles acerca de las cosas espirituales. Podemos hacerles las siguiente preguntas. ¿Asiste Ud.a una iglesia? ¿De que religión es Ud? También podemos decirles lo siguiente: “Es muy importante que vaya a la iglesia pero la cosa más importante es que vaya al cielo.” No debemos criticar su religión. Si la persona no quiere que le compartamos el evangelio, podemos decirle el evangelio de memoria o podemos compartirlo por medio de nuestro testimonio.

En estos momentos vamos a estudiar como ganar un alma para Cristo. Esta es una presentación o un ejemplo de como ganar un alma:

Si Ud. muriera en este momento, ¿Tiene la seguridad que iría al cielo?, ¿Le gustaría saber?. Si le muestro lo que dice la Biblia, ¿Haría Ud. lo que Dios dice en su Palabra?

Sr. Fulano, hay muchos libros en la Biblia y diferentes libros tienen diferentes propósitos. Génesis, el primer libro, nos dice cómo empezó el mundo. Apocalipsis, el último libro, nos explica en qué manera terminará el mundo. Dios nos dió el libro de Romanos para decirnos cómo podemos ser salvos e ir al cielo, y es el libro que vamos a ver ahora.

Paso Uno: Reconocer que es un pecador (Romanos 3:10, 23). Una persona justa es una persona que no ha pecado. La Biblia nos enseña que no somo justos. Debemos reconocer que hemos pecado. ¿Ud. cree que ha pecado? Si la persona cree que él no ha pecado, él no puede ser salvo.

Paso Dos: Reconocer que la paga del pecado es la muerte o el infierno (Romanos 6:23a, Apocalipsis 21:8). La muerte en este versículo significa la muerte segunda. La muerte segunda es la separación eterna de Dios en el lago de fuego. Es importante que tome el tiempo suficiente para mostrar a la persona que es un pecador y que está rumbo al infierno. Si esto no está establecido, la persona no verá la necesidad de aceptar al Señor Jesucristo.

Paso Tres: Reconocer que Jesucristo pagó la pena del pecado por nosotros (Romanos 5:8). Cuando Él estaba colgado en la cruz del Calvario, Dios puso los pecados del mundo en Jesús. Dios es tan santo que Él no podía ver a pecado. Cuando Jesús tomó nuestros pecados a si mismo, Dios volteó la espalda en su mismo Hijo, en este momento Jesús estaba separado de Dios. Él cargó lo que merecíamos recibir como pecadores, entonces no necesitamos estar separados de Dios.

Paso Cuatro: Reconocer que Dios quiere darle vida eterna (Romanos 6:23 b). Vida eterna es la unión con Dios que empieza cuando una persona pone su fe en Cristo y continua en el cielo en el momento en que muera.

Paso Cinco: Debe arrepentirse y creer en Jesucristo y pedirle que sea su Salvador Personal ( Romanos 10:9,10,13; 2Corintios 7:10, Hechos 17:30, Marcos 1:15, Lucas 13:3, Hechos 16:31).

La promesa aquí es que Él nos salvará de nuestros pecados y el infierno si le invocamos como nuestro Señor y Salvador. Podemos invocar al Señor Jesucristo en cualquier momento. Esto es lo que Dios quiere que hagamos.

¿Qué hacer después de testificar a alguien para Cristo?

La Decisión de la Salvación

Después que compartimos el plan de la salvación con una persona, Dios quiere que llevemos a la persona a una decisión para ver si quiere confiar en el Señor Jesucristo como su Salvador o rechazarle. Mire a la persona a los ojos y preguntele, “¿Quiere Ud. invocar el nombre del Señor Jesucristo en oración ahora y decirle que confia en Él como su Salvador y pedirle que le salve? ¿Quiere hacerlo ahorita? ” Ud. dede empezar a orar de la siguiente manera. “Señor Jesucristo, gracias por tu amor, gracias por haber muerto en la cruz por nuestros pecados. Gracias por salvarme, y ahora te pido que salves al Señor Fulano.” Con su cabeza inclinada todavía, dígale, ” Señor Fulano, mientras nuestras cabezas están inclinadas, voy a pedirle que ore al Señor Jesucristo y le diga lo que quiere que Él haga por Ud. Oré en voz alta, no se preocupe yo puedo orar con Ud. Él debe orar una oración similar a las siguientes: “Señor Jesucristo, perdoname por mis pecados y sálvame“; o “Señor Jesucristo ten misericordia de mi, un pecador; y sea mi Salvador Personal“; o “Dios soy un pecador. Por favor, perdóname. Me arrepiento de mis pecados. Doy gracias porque Cristo murió en la cruz por mí. Ahora, por fe, recibo a Cristo en mi corazón. Y lo acepto como mi Salvador personal y Señor de mi vida. Amén

La Seguridad de Salvación

Juan 3:36, 10:28-29, 2 Timoteo 1:12, 1 Pedro 1:5, 1 Juan 5:13.

Sr, Fulano la Biblia dice en Romanos 10:13 “Que Dios ha prometido que Él podía salvarle solamente por invocar a su nombre. ¿Ud. piensa que Dios puede mentirle?” “No” “Hace un momento que Ud. ha invocado el nombre del Señor Jesucristo y le ha pedido que le perdone de sus pecados y le salve. ¿Ud. fue sincero? “Si fue sincero.” Por lo tanto la Biblia dice que Ud. es salvo.

La Confesión Pública de la Salvación en la Iglesia (Mateo 10:32-33)

Cuando el Cristiano nuevo pone su fe en Jesucristo, debemos animarle a confesar al Señor Jesucristo en la iglesia públicamente. Debemos lograr que el Cristiano nuevo haga una promesa. Si hace una promesa a Dios para confesar a Jesucristo públicamente, irá a la iglesia. El cristiano que ganó a la persona para Cristo debe sentarse con su discípulo nuevo. Durante la invitación, él debe traer a su discípulo al frente de la iglesia para decirle al pastor que él pusó su fe en Jesucristo. El Cristiano nuevo no necesita decir algo a la iglesia, él necesita solamente decirle al pastor que fue salvo y el pastor puede decirlo a la iglesia. Despúes el Cristiano nuevo puede sentarse con la persona que le ganó para Cristo. Durante ese tiempo, él puede enseñarle a su discípulo sobre el bautismo. Cuando el Cristiano nuevo confiesa que Jesucristo es su Salvador Personal en la iglesia, debemos enseñarle sobre el bautismo en el mismo culto.

, , ,

2 Responses to Consejos Para Testificar de Cristo

  1. distridelnort 27 agosto, 2016 at 9:06 AM #

    muy buen compartir y de mucho animo. Dios los siga bendiciendo

    • Evangelista 23 septiembre, 2016 at 3:45 PM #

      Muchas gracias, te animamos a compartir esta pagina web con tus amigos

Deja un comentario